¿POR QUÉ NO SE LO DIJE ANTES?

0
99

Uno de los motivos por el cual existe tanta disfuncionalidad en los matrimonios, es debido a que hombres y mujeres lamentablemente llegan al matrimonio sin conocimientos básicos del mismo, sólo con un concepto mental de la vida en pareja por conductas que vieron en el hogar o en las novelas. Otro motivo es debido, a que las parejas toman ésta importante y transcendental decisión, como algo que perdurará en el tiempo, simplemente porque se aman. Claro está, que el amor es fundamental, pero hay otros aspectos que no se deben obviar, ya que contribuirán en gran manera para una vida conyugal exitosa.

NO TODO EL TIEMPO ESTARÁS ALLÍ

Los hijos deben ser formados y preparados para el futuro. Su tiempo de niños, niñas y adolescentes probablemente es mucho menos, que el tiempo que pasarán en pareja o unidos en matrimonio. Es un error enseñarlos solo a convivir en el hogar con papá, mamá y hermanos, motivado a que no siempre estarán bajo el mismo techo de ellos, sino que un día decidirán hacer familia y es necesario que esten preparados para afrontar sus propios retos de vida. Hay valores y principios que sólo tú le puedes dar, los cuales serán sembrados en sus corazones por el resto de sus vidas. Pero por sobretodas las cosas; convierte los principios de las Sagradas Escrituras en tus aliados, éstos siempre serán tu mejor consejo para guiarlos en el mejor camino. Éstos Principios los sostendrán en los momentos de mayor dificultad, los fortalecerán cuando tengan problemas en sus matrimonios, los mantendrán en pie cuando la convivencia en familia atraviese sus diferentes etapas y cuando lo económico no siempre sea abundante.
EL MEJOR LEGADO LO PUEDES DEJAR TÚ
Muy a menudo encontramos el caso de adolescentes con serios conflictos, especialmente las señoritas, que luchan día a día con complejos, piensan que su belleza esta supeditada al estereotipo de las muñecas comerciales o que simplemente no tienen valor. Por este motivo cualquier joven masculíno, hombre, que le diga algo bonito, ellas se ilusionan y piensan que por esas palabras o gestos bonitos serán felices por siempre. A la final, enfrentarán sorpresas muy dolorosas, y se convertirán en mujeres con mucha amargura e infelicidad.
Que importante es tomar el tiempo para dejar un buen legado en nuestros hijos. Enseñarles a transitar en la vida de la mejor manera, tú como principal ejemplo y tus palabras reflejo de tu conducta. Sé paciente y pídele a Dios que te de sabiduría, Él se la da a todo aquel que se la pida. Aunque no sea fácil guiarlos, Él te dará las fuerzas para lograrlo. Es preferible dar un buen consejo a tiempo, que luego hacerte la pregunta «¿Por qué no se lo dije antes?».

Instruye al niño en el camino que ha de seguir, Aun cuando sea viejo no se apartará de él. Proverbios 22:6.
Con amor y respeto;

cielomardesanchis@gmail.com