Precio del queso “por las nubes”

0
212

El desabastecimiento, la inflación y el descontrol de precios en los rubros, siguen afectando la dieta del guayanés.

El queso, el ingrediente que protagonizaba la mesa de los venezolanos, pasó a ser el más ostentoso de todos. Por los elevados precios, algunos ciudadanos lo han sacado del menú.

Vendedores de Ciudad Guayana aseguran que el producto aumenta más de 50 % cada mes.

En la mesa del venezolano es característico degustar un plato acompañado de lácteos, pero actualmente la dieta no tiene exclusividades.

Precios exorbitantes

La rabia e impotencia invade a los guayaneses al momento de expresar como “estiran la plata” al momento de comprar los alimento para llevarlos a su mesa. Y es que, el queso duro pasó de ser el más económico al más “lujoso”.

En enero, adquirir el producto costaba Bs. 700 cada kilo. A medida que fueron pasando las semanas, el producto iba elevando su costo.

Actualmente, llevar queso duro a la mesa cuesta entre 3 mil 200 y 3 mil 500 bolívares en cualquier parte de la ciudad.

“El queso duro pasó de Bs. 700 a 3 mil 500 bolívares en 2016. Nuestros niños tienen que comer, no hay nada más que prepararles. Si es demasiado caro el kilo, pero al precio que lo vendan tenemos que comprarlo”, testificó María Díaz.

No hay más opción

Diferentes tipos de lácteos se conseguían en los mercados públicos y privados, pero visitar las localidades es “constatar la cruda realidad”.

El popular queso guayanés; queso amarillo y queso parmesano era la alternativa que tenían los ciudadanos, pero aseguraron que están desaparecidos de los espacios comerciales.

“No tenemos nada más que comprar. Lo único que conseguimos es el queso duro y a precios que tocan las nubes. El resto de los derivados del queso se desaparecieron. Los venezolanos tenemos que comprar lo que hay, y al precio que lo quieran vender. Tal vez, no es culpa de los vendedores, porque tanto ellos como nosotros estamos pagando las consecuencias de una mala supervisión económica”, destacó Gladis Rivas.

Causas

Según expendedores, a raíz de la merma del agua, la producción de lácteo ha descendido, lo que ha ocasionando extremas pérdidas.

Alexander Fuentes, comerciante indicó que en comparación con el mes pasado, las ventas han bajado significativamente. “Actualmen¬te vendo el queso semiduro en Bs 3.500.

El pasado mes de febrero lo tenía en Bs 1.800, pero si no le aumento no veo ga¬nancias. Es caro, y las ventas han bajado, pero es la comida del venezolano y poco a poco me siguen comprando”, declaró.

Excluido de la mesa

Algunos ciudadanos, por el elevado costo del rubor han decidido sacarlos de su dieta.

“Antes compraba un kilo de queso semanalmente, ahora compro una vez al mes y si me alcanza el dinero, sino simplemente lo dejo de comer”, señaló Carmen Villas.

Piden atención

A mediados de 2013, la Asociación Nacional de Industriales de Quesos solicitó al Gobierno nacional la regularización de los precios en el rubro, pues según directivos eso permitiría un “equilibrio y una mayor variedad” para el consumidor. Tres años después del petitorio, el Gobierno nacional no se ha pronunciado sobre el tema.

Por su parte, el pasado 11 de abril Francisco Martínez, presidente de Fedecámaras exhortó al Gobierno nacional a anunciar precios conforme a la realidad.