Precios de alimentos básicos siguen tendencia decreciente, según la FAO

0
126

Los precios de los alimentos básicos, a nivel mundial, prosiguen su declive, debido al alto nivel de reservas, a la caída de los precios del petróleo y a la fortaleza del dólar, indica la FAO en un informe dado a conocer estas semana.

Roma.- «A nivel mundial, la mayoría de los precios de cereales y de aceites vegetales siguen una tendencia de constante descenso», constata la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), con sede en Roma.

 

El Índice de Precios de los Alimentos, que en agosto había tocado su mínimo en seis años (a 155,7 puntos) tuvo un pequeño repunte en septiembre (a 156,3 puntos), que marca de todos modos un retroceso de 18,9% respecto al de hace un año y engloba tendencias contrastadas por productos y sectores, algunos de ellos con mucha volatilidad.

 

Base de la tendencia

«Los cereales básicos son la base de la tendencia a la baja de los precios, como resultado de varios años de abundantes cosechas en todo el mundo, así como el almacenamiento, que ha hecho llegar las reservas a niveles récord», señala la FAO.

 

La diferencia entre los precios controlados y los precios de mercado es de 814,90%. Pero incluso dentro de este grupo hay diferencias de comportamiento.

 

«La trayectoria de los precios de los últimos años, y la que puede preverse en el futuro, no son iguales para todos los grupos de alimentos», dice el reporte, al explicar que «los precios del arroz tienden a moverse de forma independiente de otros cereales, mientras que los del azúcar siempre han sido volátiles».

 

Las carnes y los productos lácteos «se ajustan a la tendencia general, pero, al tratarse de bienes más perecederos, a menudo lo hacen con un desfase de tiempo», agrega.

 

Impulso a la baja

En cualquier caso, «la lectura que se deriva es que, estadísticamente, los cambios de comportamiento más recientes prevén un impulso a la baja de los precios con menor volatilidad», señalan Adam Prakash y Friederike Greb, especialistas en productos básicos de la FAO.

 

El nivel récord de reservas preventivas de cereales se están liberando «lentamente», por lo cual la FAO prevé que las existencias mundiales «cierren la temporada 2016 en 638 millones de toneladas, cuatro millones de toneladas menos respecto a sus niveles de apertura».

 

Menos que el pronóstico
La producción mundial de cereales para este año debería bajar a 2.534 millones de toneladas, seis millones de toneladas menos que el pronóstico del mes pasado y un 0,9% por debajo del nivel récord de 2014.

 

Esa reducción se explica ante todo por «la menor producción de maíz en Estados Unidos, donde los precios han caído a la mitad desde julio de 2012».

Se prevé en cambio que la producción de pescado «crezca un 2,6% este año, impulsada por un crecimiento de la acuicultura, que será casi el doble de esa tasa».

 

La tendencia no se cumple en el país

Lamentablemente, en nuestro país los precios de los alimentos básicos no siguen esa tendencia decreciente. Sólo basta recordar los resultados del Centro de Documentación de Análisis Social de la Federación Venezolana de Maestros (Cendas-FVM) correspondiente al mes de agosto, donde se indicaba que la Canasta Alimentaria Familiar (CAF) del mes de agosto aumentó a 78.611,65 bolívares. Con respecto al mes de julio, la canasta aumentó 13.598,11bolívares.