Sidoristas se reúnen con Maduro en Caracas

0
105

Desde el portón 3 de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro”, los trabajadores manifestaron este jueves su respaldo al presidente Nicolás Maduro y a la militancia revolucionaria, fiel al legado del Comandante Hugo Chávez.


Al mismo tiempo, los sidoristas rechazaron la versión sobre declaraciones del sector empresarial venezolano, que habría pedido a la nueva Asamblea Nacional derogar las leyes Orgánica del Trabajo, de Precios Justos, de Tierras y de Arrendamiento.

“Esta primera estocada contra la Patria es un plan neoliberal que permitirá a los empresarios nacionales e internacionales apoderarse de los espacios conquistados por los venezolanos, trayendo consigo políticas que irán en detrimento de la calidad de vida de los más humildes”, esgrimieron los trabajadores.

El vicepresidente de la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores (CBST-Bolívar) y secretario de Organización de Sutiss, José Meléndez, indicó que los trabajadores saldrán a defender sus beneficios contractuales y sociales como lo hicieron en los años 80 y 90, ante lo que definió como una nueva amenaza a la soberanía nacional.

El dirigente asegura que el llamado “cambio” es “un disfraz para eliminar -en el caso de la clase obrera-, las prestaciones sociales, reducir el periodo de descanso de pre y post en el caso de las mujeres, y en los hombres los 14 días continuos contados a partir del nacimiento de su hijo o hija, además de la seguridad social que le brinda a los padres a través de la inamovilidad laboral”.

Exhortó a Nicolás Maduro a que se siente con los trabajadores que “hoy más que nunca, se mantienen rodilla en tierra en defensa de la Revolución. Mañana (hoy) nos reuniremos en Caracas para marcar posición contra la burguesía”.

Sobre resultados electorales, Meléndez afirmó que “la clase trabajadora no traicionó y nunca traicionará sus principios”. Sin embargo, indicó que existe “un pequeño sector confundido que respaldó en las urnas a la derecha venezolana, pero que está claro y no permitirá que la burguesía derogue leyes para beneficiar al sector empresarial”.