Presidente argentino defiende nuevo impuesto a compra de divisas

0
178

BUENOS AIRES.- El presidente de Argentina, Alberto Fernández, defendió este miércoles la decisión de aplicar un nuevo impuesto a la compra de divisas para ahorro o atesoramiento.
“Los dólares hacen falta para producir, no para guardar”, dijo el jefe de Estado, y enfatizó la necesidad de que el “dólar deje de ser un mecanismo de especulación y una variable para que algunos acumulen”.


Fernández encabezó este día el acto de presentación del Plan Nacional de Conectividad “Conectar”, en la localidad de Benavídez, 42 kilómetros al norte de la ciudad de Buenos Aires.
Allí se refirió a la decisión del Banco Central de la República Argentina (BCRA) de aplicar a partir de hoy un nuevo tributo, de 35 por ciento, para la compra de divisas con fines de ahorro o atesoramiento, y para los gastos que los residentes realicen en el exterior con tarjetas de débito o crédito.
El mandatario dijo que su administración impulsa una “nueva lógica de la economía, una economía que ya no promueve más la especulación y quiere que el dólar deje de ser un mecanismo de especulación, una variable para que algunos acumulen dólares en un país donde los dólares hacen falta para producir, no para guardar”.
“Nuestro compromiso sigue siendo pensar en la Argentina del futuro, que promueve la educación, la ciencia y la tecnología”, afirmó.
La medida se suma a otro tributo, denominado “Impuesto Para una Argentina Inclusiva y Solidaria” (PAÍS), vigente desde diciembre pasado, que grava con un 30 por ciento la compra de divisas y los consumos que residentes realicen en el extranjero.
La decisión del BCRA mantiene el cupo que permite comprar hasta 200 dólares mensuales, tope que no rige para los gastos en el exterior con tarjetas, ya que éstos quedan sujetos a los límites que cada entidad bancaria acuerda con sus clientes según sus ingresos.
El dólar oficial se mantuvo en 79,36 pesos por unidad en el mercado minorista, pero para tener acceso, los residentes en Argentina deben pagar ahora cerca de 130 pesos por los dos impuestos, de 35 y 30 por ciento, respectivamente. Xinhua