Presunta complicidad entre vigilantes tras robo perpetrado en Cines Unidos

0
2094

Son muchos los rumores que se han generado en las redes sociales a raíz de un robo masivo que fue consumando la noche del lunes, en la franquicia de Cines Unidos Puerto Ordaz, ubicado adentro de las instalaciones de Orinokia Mall.

Aunque los cuerpos policiales de la localidad no se han pronunciado en torno al caso y ninguna autoridad de la referida empresa ha querido aportar detalles, hay un porcentaje alto de clientes que visitan constantemente el establecimiento y se mantienen aterrados con el hecho de pensar, que ya no hay seguridad ni para pasar un rato de diversión con amigos, pareja o familiares, en el cine.

El equipo reporteril de El Diario de Guayana se digirió hasta las oficinas de Cines Unidos para buscar información de primera mano pero se le fue negada. El gerente general está viaje, los encargados que visten de “camisa azul” fueron groseros y el personal general –entre los cuales hay víctimas del robo- se mostró asustado con el hecho de verse en la obligación de tener que declarar a la prensa sobre el caso.

Posiblemente teman a perder su puesto de trabajo por denunciar las irregularidades que ocurren dentro de la empresa y por crear zozobra en la clientela guayanesa. Lo cierto es, que tres tipos armados ingresaron hasta el lobby del cine e hicieron de las suyas.

CUANTIOSO BOTÍN

Eran casi las 11:40 de la noche del lunes y el personal se disponía a salir por una “puerta de emergencia” que adoptaron como salida fácil, cuando fueron sorprendidos por tres tipos armados que los esperaban del lado del estacionamiento. A esa hora ya no había salas con funciones.

Esa puerta no es la vía correcta, de hecho, en esa salida no hay personal de vigilancia, ni cámaras, ni luz. Pero es más accesible y menos engorrosa para que los trabajadores salgan y suban al transporte.

Dos de los criminales entraron mientras el tercero se quedaba afuera “cantando la zona”. Los fulanos sometieron al primer personal con que se toparon, a punta de pistola y bajo amenazas de muerte los golpearon y despojaron de sus pertenencias. Por allí mismo se colaron hasta el lobby principal de Cines Unidos y robaron a los demás trabajadores.

Presuntamente, el trío de hampones se escondieron detrás de una fuente del Orinokia y esperaron allí hasta que alguien del personal abrió la puerta. Cuando percibieron el momento preciso, accionaron el macabro plan.

¿Y LOS VIGILANTES?

El escenario en cuanto a seguridad no pinta nada alentador en el referido centro comercial, una fuente develó que desistieron del servicio de Valet Parking debido a que la empresa encargada no respondía por el alto porcentaje de robo de vehículos consumado en las instalaciones.

Por otra parte, la iluminación es caótica debido a un estricto control que tiene el Estado sobre los centros comerciales en cuanto al consumo de luz, si sobrepasan cierto límite diario les cortan el servicio. Motivados en el ahorro energético, el Grupo Santo Tomé mantiene varias áreas del estacionamiento sin bombillos y a partir de ciertas horas en completa oscuridad.

Para el momento cuando se ejecutó el robo no había personal de vigilancia en el área y las víctimas presumen que sean cómplices del hecho, pues solo ellos conocen el movimiento detallado de la salida de los trabajadores.

La gerencia del centro comercial por lo pronto, exigirá al personal del cine que debe salir por una puerta principal que fue habilitada desde el mismo martes. Que cuenta con iluminación, cámaras y personal fijo de seguridad.