Programa científico de pesquisas de VIH trae esperanzas a neonatos venezolanos

0
700

CARACAS.- Un proyecto desarrollado por científicos venezolanos del Instituto Nacional de Higiene Rafael Rangel (INHRR) ha permitido avanzar en la detección del Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH) en neonatos mediante el novedoso uso del papel filtro.


En entrevista con Xinhua, la jefa de la División de Virología del INHRR, Pierina D’Angelo, indicó que se trata de un programa pionero en el país que facilita la recolección de muestras en regiones remotas y de difícil acceso.
Recordó que anteriormente «los niños tenían que venir con sus representantes desde zonas muy lejanas del país, viajando más de 12 horas, por carreteras», para hacerse los análisis en el INHRR, ubicado en Caracas.
D’Angelo, quien posee una maestría en Ciencias Biológicas, indicó que precisamente esas dificultades que afectan a familias del interior del país fue una de las razones que les «motivó hacer este trabajo» de muestras en papel filtro.
Detalló que el protocolo es sencillo ya que «una vez colectadas las muestras en papel de filtro, éstas pueden ser fácilmente manipuladas y no hay ningún riesgo biológico, esa es una de las más grandes ventajas».
La investigadora venezolana sostuvo que las muestras pueden ser enviadas desde lugares remotos como un «sobre de encomienda» hasta el centro de referencia nacional que es el INHRR y allí realizan «todas las etapas respectivas para la detección virológica del VIH».
Entre los protocolos de salud del Estado venezolano es importante asegurar para los neonatos cuyas madres son positivas para el VIH «que dentro del primer mes de vida del niño se le realice una prueba virológica», recordó D’Angelo.
En ese sentido, la bioanalista precisó que las pruebas a los bebés no puede hacerse por métodos serológicos «puesto que la madre le transfiere esos anticuerpos maternos protectores contra el VIH», por lo que se utilizan «métodos virológicos» y, en ese contexto, el papel filtro se hace útil como elemento de recolección de muestras.
«Es importante destacar que estos niños requieren de un seguimiento, es decir, al menos dos pruebas virológicas al año se requieren para poder decir que un niño es VIH negativo proveniente de una madre positivo», detalló.
La bioanalista destacó que «la receptividad ha sido enorme, la verdad es que muchos de los médicos infectólogos, pediatras, están muy entusiasmados porque ya han comenzado a enviar las muestras en papel de filtro».
«De hecho, hemos contado con el apoyo de Unicef (Fondo de Naciones Unidas para la Infancia) que nos donó una gran cantidad de pruebas ‘kits’ en papel de filtro que son ideales para la toma de la muestra», agregó con entuasiamo.
D’Angelo indicó además que en el contexto de la pandemia del nuevo coronavirus, el proyecto de muestras de VIH con papel filtro se ha hecho una «necesidad» ante las restricciones de movilización propias de la cuarentena.
En ese contexto, no descartó que el papel filtro como recolector de muestras se pueda usar para el análisis de otros virus, «de hecho hay publicaciones internacionales donde ya en otros países se tiene esa experiencia».
La jefa de virología aplaudió la labor de los investigadores del INHRR, quienes además de los desafíos de la pandemia, les corresponde la labor de detección científicos de otros agentes virales.
Resaltó que que el proyecto de recolección de muestras en papel filtro surgió de un trabajo de investigación de los estudiantes de bioanálisis, Juan Frei y Melissa Rodríguez, quienes ya son profesionales de la carrera.
«Es un personal altamente calificado, con grandes logros, esfuerzos, que son los protagonistas de todo esto», concluyó D’Angelo.Xinhua