Programas de protección de la FSB dignifican a jóvenes bolivarenses

0
174

Brindar bienestar y alegría al pueblo bolivarense es premisa para la Gobernación, donde cada día son más las personas beneficiadas gracias a los distintos programas desarrollados por la Fundación Social Bolívar (FSB), presidida por la primera dama, Nidia Escobar de Rangel, quien ha demostrado a través de su constante trabajo el interés de ayudar a los niños, niñas y jóvenes de Bolívar.

Gracias a la gestión de la pareja gubernamental, los programas de protección cuentan con centros que tienen instalaciones apropiadas para ofrecer a cada uno de los pequeños un ambiente de bienestar y seguridad. A lo largo de diez años bien hechos se han otorgado más de 92 mil beneficios.

Para la FSB el resguardo de los derechos de los niños, niñas y adolescentes en situación de riesgo social es un objetivo primordial y de gran relevancia, por lo tanto actualmente maneja cuatro centros que están al servicio de los bolivarenses: Centro de Atención Integral Niños de la Esperanza (Cedaine), Centro de Protección al Niño Trabajador (Cepronit), Unidad de Desintoxicación y Casa de Paso.

Estos espacios que se encargan de brindar apoyo a los más pequeños están ubicados en los municipios Heres y Caroní, donde un equipo multidisciplinario y profesional vela por la orientación, educación, alimentación, sano esparcimiento, entre otros beneficios que a diario reciben los niños.

Luego de haber conversado con coordinadoras de los centros de ayuda, todas concluyeron que muchos de estos niños que están en situación de riesgo social, viven en un ambiente en donde se evidencia la ausencia de valores, es por esto que cada uno de los programas de protección que se llevan a cabo en la FSB, además de aportar gran cantidad de beneficios, fomentan en los niños valores, ética y buenas costumbres.

CEDAINE

Para la licenciada Mariela Luna, directora del Cedaine, el centro fue creado con el propósito de preservar la integridad física y constitucional de niños en situación de riesgo, bien sea cuando están expuestos al maltrato físico o psicológico.

Gracias al brazo ejecutor de las políticas sociales del gobernador Francisco Rangel Gómez, los niños que reciben la medida de abrigo, cuentan con protección jurídica, educación, vestimenta, alimento, capacitación para el trabajo asistencial y apoyo a nivel general.

Luna, indicó que a través del Consejo de Protección de cada municipio del estado, se logra dar abrigo a niños de cero a doce años de edad; argumentó que según la Ley Orgánica para la Protección del Niño, Niña y Adolescente (Lopna) la medida de abrigo a nivel administrativo es de 30 días con una prórroga de 15, si en ese periodo no hay una solución al conflicto que acarrea el menor, el caso pasa a los Tribunales 1ero y 2do de mediación del estado Bolívar, en donde se recomienda que lo mejor es brindarle una familia sustituta al infante.

CEPRONIT

A través de un trato afectuoso, el equipo de trabajo que integra al Cepronit, se encarga de dar una mano amiga a niños que día a día buscan el sustento para sus hogares. Estos pequeños asisten a centros con buenas instalaciones para contar diariamente con un almuerzo balanceado, talleres educativos, recreativos, cursos de manualidades y actividades deportivas.

CASA DE PASO

Otro de los centros que maneja la Fundación, es Casa de paso; tiene como misión captar y motivar al cambio a los niños, niñas y adolescentes en situación de calle consumidores de sustancias psicoactivas.

Marilu Zorrilla, directora de Casa de Paso Caroní, enfatizó que actualmente el equipo de trabajo de este centro de ayuda decidió trasladarse hasta las comunidades y escuelas para realizar charlas, actividades culturales y deportivas como método preventivo.

UNIDAD DE DESINTOXICACIÓN

Este centro perteneciente a los programas de protección de la Fundación Social Bolívar, ofrece atención médica, consultas psiquiátricas y orientación familiar, a fin de ayudar a niños, niñas y adolescentes a sobresalir de una adicción.

«UN TRABAJO DE CORAZÓN»

Coordinadoras y directoras de los centros de protección, manifestaron que todo el trabajo realizado es de corazón, destacaron que con amor y dedicación como lo ha demostrado la primera dama del estado Bolívar, Nidia Escobar de Rangel, se logra formar centros como estos, donde la premisa es brindar bienestar a quien lo necesita.