Promesas incumplidas en Colinas de Unare

0
478

Los habitantes de esta comunidad al transitar por las calles se sienten como en la Luna, y no precisamente por una sensación de sosiego, sino por los cráteres que se encuentran en las calles que conforman este sector.

El 12 septiembre del año pasado, en la cancha de usos múltiples de Villa Bahía, por medio del presupuesto participativo, se aprobó el presupuesto para el asfaltado de la parroquia Unare y, evidentemente, para este sitio. En teoría las obras iniciarían el primer trimestre del año, pero de momento no han visto ni una gota de asfalto.
Colinas de Unare tiene más de 40 años de fundada. Está conformada por 24 manzanas, cuyas calles están completamente deterioradas, lo que hace que pasar con un vehículo, se convierta en una aventura extrema.
Más de 1500 personas habitan este populoso sector, quienes deben ingeniárselas para poder realizar sus actividades cotidianas, y es que además de este inconveniente, deben luchar contra otros problemas.

CALLES INTRANSITABLES
La secretaria del partido Acción Democrática y concejal del municipio Caroní, Aída González, señaló que en este sector llevan ya nueve años con las calles totalmente destrozadas, pese a las promesas realizadas por diferentes organismos de solventar este problema.
Explicó que hace siete años Pdvsa Gas hizo una promesa para la acometida del acueducto, donde procedieron a romper las calles, sin embargo, las obras nunca se realizaron, por lo cual la problemática se agudizó aún más.
«Tenían sus brocales y aceras, y Pdvsa Gas con les destruyó todo», recalcó González.
Los habitantes del sector manifestaron que es imposible manejar por ahí, razón por la cual los taxistas se niegan a meterse en el sector, ya que existen grandes probabilidades de que dañen alguna parte del vehículo mientras maniobran por esas vías.
En total, han sido ocho empresas las que han pasado por el sector, sin resultados positivos, siendo la última Construbolívar.
La última respuesta en materia de asfaltado fue dada por el alcalde José Ramón López, quien quería asfaltar solo la calle La Paragua, pero ellos se opusieron, la razón: ¿y el resto de las calles se quedarán deterioradas? «Todo para decir que asfaltaron Colinas de Unare», dijo indignado el señor Margarito Arcia.

MÁS PESARES
Cuando el reloj marca las seis de la tarde, los habitantes del sector no pueden transitar por el mismo ya que este queda a oscuras, problemática que los afecta desde hace ya 30 años. Por si esto no fuera poco, tienen problemas con la recolección de basura y la inseguridad. Estos casos fueron presentados tanto a la gobernación como a la alcaldía, quienes prometieron ayudarlos, mas no cumplieron.
Margarito Arcia dijo que hace un mes llegó un operativo de limpieza al sector, pero la solución que encontraron esas personas fue arrojar la basura al caño que se encuentra en el sitio, pese a que los habitantes se opusieron. «Si hoy se asoman, no van a ver basura, porque ayer la quemaron» dijo Arcia.

PROYECTOS ENTREGADOS
La concejal del municipio Caroní, Aída González expuso que en agosto del año pasado el consejo comunal de Colinas de Unare le entregó a representantes de la alcaldía y gobernación, un proyecto para solventar todas las problemáticas que padecen, pero el silencio por parte de estos entes ha predominado como de costumbre.

POR LO MENOS HAY AGUA
El único servicio verdaderamente eficiente con el que cuentan los habitantes de esta comunidad, es el considerado vital líquido, el cual aseguran sus residentes, afortunadamente, no han tenido inconvenientes, como sí tienen personas en otros sectores. Aunque lo ideal sería que pudiesen disfrutar de todos los servicios, para que la calidad de vida de estas personas mejore sustancialmente.