Proporcionan atención especializada a embarazadas con paludismo

0
1483

A objeto de brindar una atención oportuna y precisa a las embarazadas diagnosticadas con paludismo, se encuentra activa una consulta especializada en el ambulatorio Petra Emilia de Ciudad Bolívar; aunado a ello, en la red comunal, ambulatoria especializada y hospitalaria del estado está un equipo de ginecobstetras capacitados para atender dichos casos.

Así lo informó la directora de Programas de Salud del Instituto de Salud Pública (ISP), Elizabeth Serrano, quien destacó que se atiende a las gestantes de acuerdo a los protocolos establecidos, tomando en cuenta el tipo de plasmodium que presenta (vivax, falciparum o mixto) y el avance del embarazo para entregar el tratamiento.

“Aunque el ambulatorio Petra Emilia Moreno es referencia en el estado, la colectividad debe saber que en nuestra red comunal, ambulatoria especializada y hospitalaria tenemos un equipo de ginecobstetras que atienden a las mujeres en estado de gravidez con diagnostico positivo de malaria”, aclaró.

A través de un conjunto de talleres facilitados por la Organización Panamericana de la Salud y el Ministerio del Poder Popular para la Salud en los municipios Heres y Caroní, se actualizaron los protocolos de atención a pacientes con paludismo, con énfasis en los mencionados casos.

Esta capacitación tuvo como meta fortalecer los servicios ya que durante el embarazo existe una vulnerabilidad ante las enfermedades, y en el caso del paludismo se puede desencadenar anemia severa en la madre e inclusive un aborto al no ser tratado.

Medicación

En el tratamiento de gestantes está contraindicada la primaquina. Si la paciente presenta plasmodium vivax la indicación consiste en tres días de cloroquina más una dosis semanal desde el momento del diagnóstico hasta el final del embarazo y posterior al parto durante seis meses.

La primaquina causa severos daños al feto y al recién nacido ya que no ha madurado su función hepática, e indudablemente pueden transferirse sus compuestos durante el embarazo y la lactancia. Es a los seis meses cuando el bebé madura dicha función y la madre puede comenzar a ser controlada con este medicamento mientras amamanta.

Si la paciente es diagnosticada con plasmodium falciparum o mixto, dependiendo del momento en que se encuentre el embarazo, el tratamiento se basa en tres días de quinina en el primer trimestre o mefloquina artesunato si ocurre en el segundo y tercer trimestre. Prensa ISP