Protestan por las cajas de Clap en El Triunfo

0
2619

Denunciaron que coordinadores de este beneficio los quieren “atracar” al ponerle una tarifa de más de 500 mil bolívares por dicho beneficio.

Casacoima.-A primera hora de la mañana de este viernes, residentes de más de nueve comunidades del municipio Casacoima, estado Bolívar, decidieron cerrar la entrada a esta localidad, en protesta por el retardo de la caja del Clap y el monto que costará el beneficio.

Habitantes de Los Manacales, Sierra Imataca, Caratales, Lagunita Verde, Francisco de Miranda, Guanaguanare, El Triunfo, I y II, 12 de Octubre, entre otros caseríos, decidieron alzar su voz para llamar la atención de la gobernadora, Lizeta Hernández, quien según los afectados, se hace de la vista gorda.

Uno de los vecinos explicó que la última vez que distribuyeron los artículos subsidiados, fue hace un mes y a un costo de 280 mil bolívares, ahora piden 530 mil bolívares y más 27 mil bolívares en efectivo.

Cuentan los lugareños que la distribución de los alimentos se hacen a través de los miembros de los Comités Locales de Abastecimientos y Producción, desde Tucupita, que salen del mercado Wabinokoida Delta, cuyo depósito se encuentra clausurado.

Ellos, piden que las cajas sean entregadas porque la situación económica que hay en distintos sitios del país, están matando de hambre al pueblo y las cajas, “de una u otra manera palea la crisis por unos días”, acotó uno de los residentes.

Igual, afirmaron que el costo de los productos en los supermercados son exorbitantes, una persona que gana salario mínimo no puede costear la cesta alimentaria.

Hasta el cierre de esta edición, la vía principal a la población de Casacoima, se halla cerrada, ningún tipo de respuesta recibieron los protestantes del gobierno local, tampoco del gobierno regional, aseguraron que la manifestación continuará hasta obtener una solución favorable.

Puras promesas
Vecinos perjudicados por la falta de alimentos, apuntaron que el alcalde, Edgar Guzmán, lo que ha hecho en el municipio es mentirle a la gente, haciendo promesas que no llega a cumplir. NDR