Protestas que cambiaron el mundo

0
78

Uno no sabe por qué los malos gobernantes que tienen en ruina a Venezuela se molestan cuando los señalan y sancionan internacionalmente como violadores de Derechos Humanos. Con tanto desparpajo, con el cual actúan así a diario, una explicación sería que es por su apetito insaciable, desaforado y corrupto por el poder. O tal vez porque nos quieren mantener a los ruinosos y maltratados habitantes en una comedia sin fin, para distraernos de su culpabilidad por esta catástrofe. En vez de analizar tan inconstitucional y arbitraria medida de apelar por las armas para callar la protesta legítima, ilustro más bien a los lectores acerca de cinco protestas que cambiaron el mundo. Buen ejemplo nos servirían a todos.
A finales del siglo XIX algunas activistas norteamericanas se organizaron para reclamar su derecho al voto. A partir del 10 de enero de 1917 se concentraron diariamente frente a la Casa Blanca. Pero el escándalo estalló el 20 de junio, cuando una delegación rusa visitó la sede presidencial. Apareció entonces una pancarta muy visible: «Nosotras, las mujeres de EEUU, podemos afirmar que EEUU no es una democracia. A los 20 millones de mujeres que vivimos aquí se nos niega el voto». Más de 200 activistas fueron detenidas, pero fue tal la repercusión nacional que el presidente Wilson tuvo que cambiar su postura negativa, y en 1919 se aprobó la enmienda constitucional que prohibió la discriminación del voto por razones de sexo. El 12 de marzo de 1930, Mahatma Ghandi comenzó una caminata de 390 km para protestar contra el Imperio Británico. Se rechazaba el impuesto sobre la producción y venta de sal en la India por parte de Londres. Esta marcha desencadenó la primera ola de desobediencia civil masiva contra el poder británico. 17 años más de lucha lograron finalmente la independencia de India.
Los estudiantes del barrio negro de Soweto, en Johannesburgo, el 16 de julio de 1976 salieron a la calle cuando el Gobierno sudafricano instauró una ley que obligaba a que en las escuelas para la población negra se usaran el afrikáans y el inglés combinando 50% cada uno como lenguajes de instrucción. Los habitantes de raza negra solo tenían interés en el inglés, usado en el comercio y la industria. Al final del día el Gobierno sudafricano había matado a 566 niños. Ya sabemos cómo culminó el Apartheid luego de la liberación de Nelson Mandela. Una huelga de más de 17 mil trabajadores en los astilleros de Gdansk forzó al Gobierno comunista de Polonia a legalizar a Solidarnosc, sindicato no gubernamental, fundado por Lech Walesa, que dio lugar a un amplio movimiento social anticomunista, primer sindicato independiente en un país del bloque soviético. Este movimiento logró reunir a 10 millones de personas que, abogando por la no violencia, contribuyeron ampliamente a la caída del comunismo.
Cansadas de una guerra civil que había cobrado más de 50 mil vidas, las mujeres de Liberia, en octubre de 2003, con la intervención de las Naciones Unidas y de fuerzas militares internacionales, forzaron a un acuerdo de paz entre el Gobierno y las dos fuerzas rebeldes, LURD y MODEL. En 2005 se realizaron elecciones democráticas, siendo investida Ellen Johnson-Sirleaf como presidenta de Liberia y primera jefa de Estado del continente africano. Ella, junto con la activista Leymah Gbowee, fue galardonada con el Nobel de la Paz en 2011 por su lucha no violenta para garantizar la seguridad de las mujeres y su participación en los procesos de paz de su país. Mientras en el mundo la protesta pacífica y legítima es un derecho humano ampliamente reconocido y fructífero, en Venezuela el Gobierno se obstina por reprimirla violentamente.

isaacvil@yahoo.com