PV denuncia corrupción y nepotismo en el CLEB

0
78

Para el diputado Francisco Cardiel, el Consejo Legislativo del estado Bolívar, está convertido en caja chica, pulpería familiar y un club social de los amigos del PSUV, hemiciclo ubicado a una cuadra de la casa del Libertador, que en el Congreso de Angostura dijo que el gobierno más perfecto, es aquel que logre la mayor suma de felicidad posible, la mayor suma de seguridad ciudadana y la mayor suma de estabilidad política.

En aquel tiempo, ninguno de los presentes pensaría que el estado más grande, rico y que lleva su nombre «Bolívar», fuera dirigido y manejado por un poder legislativo corrompido, que tiene al estado desangrado por todos los rincones, donde no existe contralor, procurador, donde los guisos y desfalcos en el CLEB son el pan de cada día, denunció Cardiel.

Recordó que denuncias internas movieron a la Contraloría General de la República a meter la lupa, porque según Cardiel, hay irregularidades administrativas detectadas en la unidad de atención al soberano y política de ayuda, donde trabajaba la actual secretaria de la Cámara, Belinda Filgueira.

También dijo el diputado que realizaron la auditoria por presunto desfalco en esa dirección de ayuda, y también en la asignación de los carros chinos, por la que se reveló que ocho fueron para la familia de la diputada Zulay Betancourt, y cuatro para el presidente del CLEB, Antonio Rivas, porque ellos «manejan la discriminación, la lista Tascón y el amiguismo», y que ellos, como integrantes de la fracción «Carlos Manuel Piar» seguirán luchando para decretar a Guayana territorio de lo posible, pidiéndole al pueblo que una vez votó por Chávez: «vuelvan caras, que la República requiere de todos por igual», concluyó.