¿QUIÉN ES NUESTRO MAYOR ENEMIGO?

0
112

Una loba y su cachorro se encontraban en el monte, y el cachorro le pregunta a su madre: «Mamá, ¿la grama verde y generosa tiene un enemigo?» «Sí hijo, las ovejas, que se alimentan de ella para sobrevivir. ¿Pero las ovejas tienen un enemigo? Sí, nosotros los lobos, que nos alimentamos de ellas, hasta el día de nuestra muerte. ¿Pero nosotros los lobos, tenemos un enemigo? También hijo. Nuestro enemigo es el hombre que quema nuestros bosques, nos ponen dolorosas trampas y nos matan por deporte y por placer. Pero madre, ¿Tiene el hombre un enemigo? Hijo mío el enemigo del hombre es el mismo hombre, hasta su muerte»


Este cuento vino a mi mente, leyendo que esta semana se celebró en Paris, la Vigésimo Primera Conferencia de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, y donde pronosticaron que de no hacer nada entre el 2030 y el 2050, el cambio climático traerá consigo cinco millones de muertes.

Una vez más, la conferencia terminará con la firma de un acuerdo, donde habrá muchas palabras y pocos hechos, y donde los cambios serán mínimos, mientras que económicamente no sea más rentable proteger que destruir. En ese momento, es que las palabras comenzarán a ser hechos, y esas Conferencias tendrán unos resultados tangibles, más allá de la foto en grupo de todos los Presidentes, y unos discursos marcados por frases bonitas.

El individualismo, propio de los integrantes de la sociedad en que vivimos, nos hace olvidar que somos parte de una comunidad mundial, donde los problemas de la misma pareciese que no nos competen, hasta que llegue a afectarnos en primera persona. Supuestamente, tenemos demasiados problemas personales, como para estar preocupándonos del mundo. La suma de todos estos personalismos, lleva a la sociedad a no tomar ninguna decisión. Mi madre solía decirme: «Carlos, la mejor decisión que puedes tomar es la correcta, la segunda mejor es la incorrecta, y la peor de todas es ninguna»

El calentamiento global, según la comunidad científica mundial, podría añadir 600 millones de personas a las filas de los desnutridos para el 2080, 23.000 especies animales están en peligro de desaparecer por la degradación de sus hábitats. Catorce catástrofes del 2014, fueron consecuencia del cambio climático, y se duplicaron en 20 años las inundaciones, tormentas, olas de calor y sequías. ¡Somos nuestro mayor enemigo!

¿Responsables? La generación de energía es responsable del 35% de las emisiones mundiales de gases con efecto invernadero, causante del cambio climático, el uso indiscriminado de tierras es responsable del 25%, y el transporte, junto a los vehículos generan por su parte el 23%. ¿Pero el verdadero responsable? ¡El hombre!

Lo triste de todo esto, es que los países que menos han contribuido al calentamiento global, son los que más sufrirán sus efectos. Siendo la contribución de los países más contaminantes como: Rusia, Estados Unidos, China y la Unión Europea, los que ofrecen una contribución débil, inadecuada y poco ambiciosa; y son además los que están más lejos de cumplir con sus compromisos y con la responsabilidad de lograr que para el año 2015, el calentamiento no suba más de 2 grados centígrados.

¿Tenemos muchos mundos o un solo mundo? Únicamente debería haber una sola guerra en el mundo: Aquella que debemos emprender para garantizar que la especie humana sobreviva, y no terminemos siendo nosotros los hombres, los verdugos de nuestra propia extinción.
¿Tiene el hombre un enemigo? Hijo mío, el enemigo del hombre es el mismo hombre, hasta su muerte. ¡Qué triste!
cdoradof@hotmail.com