¿Quiere ir a Santa Elena? Desembolse 20 mil bolívares

0
104

Cada día se hace más cuesta arriba visitar a los seres queridos que residen en otras ciudades. Viajar desde Ciudad Guayana ya no resulta tan fácil, o tan económico, pues, según los pasajeros de las terminales locales, los boletos están muy costosos en esta temporada.

Quién lo diría. Ir hasta Santa Elena de Uairén en este diciembre cuesta, por persona, Bs 20 mil; así sin anestesia, sin compasión. Ni hablar de lo que cuesta llegar hasta localidades más lejanas en el municipio Gran Sabana, donde los camioneros cobran hasta por equipaje.
Las tarifas vigentes desde Puerto Ordaz y San Félix hacia cualquier destino no se diferencian en gran medida, varían entre 50 y 100 bolívares. El costo del pasaje hacia Ciudad Bolívar se ubica en Bs 1000, mientras que a Upata se mantiene en 1500, y a El Callao en 2000 bolívares en carrito por puesto. Estos tres destinos son los más comunes para la época.
Otros como Maturín, Puerto La Cruz y El Pao se ubican en Bs 2500, 6000 y 1200, respectivamente.

Baja de 15 %

Los choferes, aunque se mostraron poco receptivos con la prensa, no detallaron respecto al incremento de las tarifas ni a la merma en la afluencia. Alegaron que los periodistas siempre enfocan sus noticias hacia el alto costo de los pasajes, sin tomar en cuenta que eso se debe a la “odisea” que ellos deben pasar para mantener sus vehículos en buen estado.
Indicaron que los precios que ofrecen al viajero se calcula dependiendo de la hora de salida prevista, ya que en la noche se produce automáticamente un incremento. La causa responde a la inseguridad que prevalece en las vías.
En contacto anterior, los prestadores del servicio privado también informaron la baja afluencia de personas en las terminales, asegurando que este año los viajes mermaron en 15 %.
“La poca presencia de viajeros también se debe a que no hay unidades suficientes para cubrir la demanda. Antes teníamos disponibles 680 unidades, pero si hoy llegamos a 30, es mucho”, comentó el conductor Luis Mejías.

Poca demanda
Destinos como Caracas, Cumaná, Maracay y Margarita eran, en años anteriores, los principales solicitados en terminales aéreos y terrestres. En ambos hoy la demanda es poca. No solo ha influido el ajuste de precios que se hizo recientemente en el sector turismo, sino en los gastos decembrinos que han aumentado con el tiempo.
Muchos prefieren asegurar el contenido de su despensa que viajar por placer. Incluso, prefieren quedarse en casa antes de trasladarse a alguna localidad por muy cercana que sea, porque si el problema con la disponibilidad de asientos no se presenta al momento de la partida, quizá suceda al regreso, lo que complicaría más las cosas.

O pagas o esperas una colita
La Superintendencia de Precios Justos (Sundde) ha supervisado los terminales y ha establecido el precio de las tarifas para la temporada, pero estas no se han respetado. La orden del día reúne las quejas de los usuarios, quienes se muestran en desacuerdo con las tarifas que encuentran.
No obstante, cuando la meta es viajar, compartir con sus seres queridos y salir de la rutina por unos días, no queda más que pagar y lamentarse después, porque de lo contrario deberá regresar a su casa o esperar que alguien “le dé la colita” hasta más adelante. Luisángela Delgado/TBH Foto: César Flores