Racionamiento eléctrico generó desempleos y pérdidas en Guayana

0
82

En febrero de 2016, inició el plan de racionamiento eléctrico. Los horarios han variado, pero actualmente el plan para laborar en los espacios comerciales de 12: 00 p.m hasta las 7:00 p.m es el que ha predominado. De hecho, ayer (domingo) se cumplió un mes de la medida.

Según el presidente de la Cámara de Comercio de Industria del municipio Caroní (Comsocaroní), Yorman Hernández las pérdidas económicas iban a ser de 65 %. Lo que no se imaginó fue que la medida de ahorro energético se extendería por 60 días más.

“Más desempleo y menos economía”

El recorrido por los centros comerciales de Ciudad Guayana es un paseo tétrico. Los locatarios afirman que la afluencia de consumidores ha disminuido más en lo que va de abril. Por ende, las ventas en la última semana han caído cerca de 15 % más de lo que ya estaba registrado.

La locataria, Maritza Millán dijo que las próximas semanas serán las más difíciles para toda el área comercial.

“Definitivamente se vienen tiempos peores. Más desempleo y menos estabilidad económica”.

La trabajadora Chirly Salazar expresó que a causa del racionamiento eléctrico quedó sin trabajo estable y actualmente debe laborar sábados y domingos por Bs. 700 el día.

En cuanto a la operatividad de las panaderías, no hay preferencia y deben acatar la normativa de ahorro energético.

El trabajador de una reconocida panadería y charcutería en el centro comercial Ciudad Alta Vista II, señaló que la última semana ha dejado más de 60 % de pérdidas en ventas.
Aunado a esto, mencionó que el locatario despidió a la mitad del personal, porque para un solo turno de trabajo no eran necesarias 30 personas.

Fines de semana sin racionamiento

El horario de trabajo en los centros comerciales los fines de semana es de 7:00 de la mañana hasta 7:00 de la noche, pues el racionamiento eléctrico no se aplica por dos días seguidos. Sin embargo, locatarios y trabajadores aseguran que la afluencia de consumidores no aumenta. Por lo contrario, ha disminuido notoriamente. Pese a esto, algunos locatarios prefieren no laborar el día domingo.