Rafael Correa cambió toda su cúpula militar

La reestructuración se sustenta en "la facultad del Presidente de la República para designar a los integrantes del alto mando militar" expresada en la Constitución

0
586

Quito.- El presidente de Ecuador, Rafael Correa, cambió en menos de un año a tres jefes militares y ratificó al comandante de la Fuerza Terrestre, informó este viernes el ministerio de Defensa.

El gobernante socialista designó como nuevo jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas al teniente general César Merizalde, quien se desempeñaba como comandante de la Fuerza Aérea. Reemplaza al vicealmirante Oswaldo Zambrano, citó AFP.

Mediante un decreto, Correa también cesó al vicealmirante Fernando Noboa, quien se desempeñaba como comandante de la Fuerza Naval. En su lugar quedó el contralmirante Carlos Ruiz.

El cargo de comandante de la Fuerza Aérea quedó en manos del brigadier general Patricio Mora. En tanto que el general Luis Castro fue ratificado como comandante de la Fuerza Terrestre.

Los cambios en la cúpula castrense se sustentan en «la facultad del Presidente de la República para designar a los integrantes del alto mando militar» expresada en la Constitución, indicó el ministerio en un comunicado sin más explicaciones.

Estos nombramientos se dan luego de que en agosto el mandatario advirtiera de una situación «tensa» con las Fuerzas Armadas por reformas en la seguridad social militar, que ponen techo a las pensiones de los uniformados.

Correa, que en febrero pasado cesó a la cúpula militar por «intromisión en temas administrativos», señaló hace una semana que «tenemos información de que va a haber un fuerte movimiento sobre todo de ciertos militares en servicios pasivo», quienes ya han protestado en otras ocasiones.

Descontento

A inicios del año, Correa cambió a la cúpula militar luego de que el entonces jefe del Comando Conjunto de las Fuerzas Armadas mostrara su descontento por la decisión del Ejecutivo de debitar 41 millones de dólares al Instituto de Seguridad Social de las Fuerzas Armadas por un supuesto sobreprecio en la venta al ministerio de Ambiente de unas tierras en Guayaquil (suroeste).