Rajoy centra sus maniobras en los socialistas

0
72

El Partido Socialista Español (PSOE), clave en la formación de un próximo gobierno, rechazó los avances del jefe del Ejecutivo saliente, Mariano Rajoy, en su esfuerzo por conservar el puesto, augurando negociaciones largas e inciertas.

La emergencia de dos nuevos partidos en las legislativas del domingo -Podemos y Ciudadanos- exige alianzas al menos tácitas para obtener la investidura por una mayoría de diputados.

El PSOE ya había afirmado el lunes que votaría “no” a un gobierno del Partido Popular (PP) de Rajoy. Y el martes, después que el mandatario ofreciese la víspera abrir un «diálogo», no se movió de un ápice.
«Las diferencias entre el PP y el Partido Socialista son tan grandes», reafirmó Antonio Hernando, portavoz del grupo parlamentario socialista, que «nuestra conclusión es definitiva: no vamos a apoyar una investidura del PP».
«Nosotros no vamos a hacer nunca presidente del gobierno a Mariano Rajoy», insistió el socialista madrileño Miguel Carmona. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, no compareció ni hizo declaraciones desde el domingo.
Los socialistas se mostraban así inmutables ante los llamamientos de Rajoy, quien el lunes por la noche aseguró que la fragmentación del parlamento no puede desembocar en una situación de «parálisis, de bloqueo y de inacción».
Su formación, el conservador Partido Popular (PP), perdió la mayoría absoluta pese a llegar en cabeza, con 28,7% de los votos y 123 diputados en una cámara de 350. AFP