Recomendaciones ante las llamadas extorsionadoras

0
348

Una mujer a quien llamaremos María Gómez en este trabajo periodístico, fue despojada de su vehículo frente a un conocido supermercado ubicado en Castillito, Puerto Ordaz.

Dos sujetos con pistola en mano sometieron a la dama bajo amenazas de muerte, y sin tener ninguna opción, tuvo que ceder a la petición de los delincuentes.

Al siguiente día, María recibió una llamada telefónica: eran los individuos.

Según el relato de la víctima, ellos le manifestaron tener en sus manos el carro y si quería volverlo a ver debía cancelar una suma de dinero que para ese entonces (2014), era de 800 mil bolívares.

Gómez se comunicó con los organismos de seguridad para formular la denuncia al respecto. Luego de explicarles lo sucedido, las autoridades registraron la llamada que había sido emitida por los facinerosos, con el fin de localizar su destino.

Para sorpresa de María, la comunicación se realizó de desde la cárcel de Tocorón, estado Aragua.

Ella explica que siempre la llamaba un mismo personaje. «Mi teléfono sonaba a cada rato. Me decía que consiguiera el dinero rápido, sino iba a perder el auto», relató.

Ante tanto hostigamiento y constantes amenazas contra su vida y la de su familia, la inquietada mujer prefirió dejar eso así y olvidarse de su único medio de transporte que con tanto esfuerzo y trabajo logró obtener.

¡DENUNCIA!

Casos como este puede ocurrirle a cualquier persona, es por ello que a continuación damos algunas recomendaciones para estar prevenidos ante una extorsión telefónica.

Expertos en la materia señalan que al momento de que ocurra este tipo de situaciones, lo mejor es denunciar y no quedarse callado.

Otro consejo es no hacer negocio directamente con los antisociales, debido a que se corre el peligro de caer ante sus artimañas, y aún más, poner en riesgo la vida.

Los detectives piden a las víctimas cortar de inmediato la llamada, y de ser posible cambiar de número hasta esperar por la orientación de los encargados en estos casos, quienes van hasta las casas de los afectados para que ellos sientan el acompañamiento policial.

Entre otras recomendaciones, los sabuesos sugieren que se evite cargar grandes cantidades de dinero en efectivo, para así obviar la atención de los extorsionadores, así como establecer un sistema rápido y seguro de comunicación con su familia, sobre cualquier situación eventual.

HAY QUE BUSCAR AYUDA

Ante este tipo de situaciones los expertos recomiendan denunciar a las autoridades y no quedarse callado.