Recordaron a sus madres difuntas

0
111

El Día de las Madres se ha convertido en un momento propicio para celebrar y compartir entre familia, es una de las celebraciones más tradicionales del país; pero existe un groso de la población guayanesa que prefiere dedicar esta importante fecha para visitar los camposantos y rendirles homenaje a esas madres difuntas.

Colapso

El único cementerio de Puerto Ordaz, Jardines del Orinoco, reportó un importante flujo de visitantes la mañana de este domingo.

Muchas de las personas que se encontraban en la cola para ingresar al cementerio, prefirieron estacionar afuera y caminar hasta la entrada del lugar. Además de visitar la tumba de sus familiares fallecidos, la colectividad aprovechó para dar a conocer las irregularidades que se presentan dentro del camposanto.

Denuncias

Muchas fueron las familias que denunciaron el mal estado del cementerio. Mariana Cedeño, quien tiene a su madre desde hace algunos años enterrada en el lugar, indicó que como beneficiaria debe cancelar una cuota anual para el mantenimiento de la tumba, sin embargo esta “obligación paga” no es cumplida -por parte de la empresa – dese hace más de un año.

“Debemos pagar anualmente una cuota de mantenimiento y vemos el estado deprimente de las tumbas. Es inaudito que en fechas tan importantes como esta no se aboquen a hacerle mantenimiento a las lápidas. Estamos pagando un servicio y estamos en nuestro derecho de denunciar estas irregularidades. Lastimosamente esta es la realidad que vivimos cientos de familiares que vemos con tristeza como se burlan de todos nosotros”, sentenció Fermín.

Otra de las denuncias que calaron entre los presentes fue la de la inseguridad. Recordaron que dentro del cementerio no se puede estar pasada las 2:00 de la tarde porque desde esa hora se empiezan a observar a muchos “amigos de lo ajeno” haciendo de las suyas.

Comentaron los familiares que, de un tiempo para acá, se han observado tumbas sin lápidas de mármol, pues “se las roban sin compasión”.

Alto costo

El rendirle homenaje a los seres queridos que ya no se encuentran en el mundo terrenal tiene su costo. Wilfredo Bello, vendedor de flores a las afueras del cementerio, informó que el costo de su producto se incrementó en un 75 % debido a los fletes que deben pagar para el traslado de la mercancía.

“Ciertamente las cosas están costosas. No se puede ofertar un ramo de flores a precios solidarios pues nosotros como comerciantes debes invertir millones en el flete y eso se ve reflejado en el precio final del producto. Muchos les molesta el precio, pero otros saben la realidad país que vivimos y no dejan de comprar aunque las ventas han bajado drásticamente con respecto al año pasado”, manifestó.

Robo de urnas

Uno de los familiares que se encontraba en el cementerio –y que prefirió resguardar su identidad- denunció que el personal encargado de hacer los entierros se han dedicado a robar las urnas. “Ellos entierran al muerto, cuando ven a los familiares irse destapan el hueco, sacan al muerto, lo lanzan adentro del hueco y sacan la urna para revendérselas a las funerarias”.