Relajamiento medidas favorece propagación de Covid-19 en México, dice especialista

0
248

MÉXICO.- El relajamiento de las medidas de control de las actividades económicas y sociales en México está poniendo en jaque las medidas contra la COVID-19, que ha dejado en el país más de un millón y medio de casos, reconoció este viernes Malaquías López Cervantes, de la Comisión para la Atención de la Emergencia del Coronavirus de la UNAM.


A su juicio, «es urgente» retomar el control para superar la fase crítica y evitar el «fortalecimiento» de la enfermedad, dijo en una entrevista con Xinhua el experto de la UNAM (Universidad Nacional Autónoma de México).
La Secretaría de Salud de México reportó hasta el jueves 1.507.931 de contagios y 132.069 decesos a causa de la enfermedad desde marzo pasado del año pasado.
López Cervantes consideró que el país debió esperar a la reactivación de las actividades para evitar el aumentos de contagios, «pues desde junio, cuando arrancó la nueva normalidad, hasta diciembre pasado, se ha visto una inmensa mayoría de casos confirmados».
«Era de esperarse el riesgo importante de que se dieran nuevos brotes donde hasta ahora no los había» al relajar las medidas de control «de las actividades sociales y económicas», insistió el experto, quien fuera además director general de Planeación y Desarrollo en Salud de México.
Calificó, al mismo tiempo, de acertadas algunas medidas emprendidas por las autoridades para reducir el riesgo de contagios, como la de impulsar el periodo escolar de manera virtual desde el nivel preescolar hasta el superior.
La Secretaría de Educación Pública de México ratificó el jueves su decisión de que será el próximo lunes 11 de enero cuando se reinicien las clases de preescolar, primaria y secundaria, con el esquema a distancia, y se ponga en marcha el programa Aprende en Casa 3.
De igual manera, el experto de la UNAM calificó de atinada la decisión de lanzar el plan de vacunación contra la COVID-19, iniciado el pasado 24 de diciembre con unas dosis de la vacuna Pfizer-BioNTech, de la que, según las autoridades sanitarias mexicanas, se han aplicado hasta ahora un total de 6.623 a personal médico.
A su juicio, la pandemia no será derrotada en los hospitales porque, hasta la fecha, no existe un tratamiento para revertir la afectación, sino que la clave es prevenir los contagios, además de acceder a las vacunas.
México cuenta con un plan de vacunación contra el nuevo coronavirus dividido en cinco etapas que da prioridad al personal médico, incluidos los trabajadores de laboratorios y de ambulancias. El resto de la población será inoculada entre febrero de 2021 y marzo de 2022, empezando con los ancianos y excluyendo, por ahora, a los menores de 16 años.
El Gobierno mexicano planea invertir un total de 32.000 millones de pesos (unos 1.600 millones de dólares) para obtener las vacunas necesarias a fin de lograr una aplicación segura y gratuita a toda la población.
El director de epidemiología de México, José Luis Alomía, confirmó por su parte en una rueda de prensa que la vacuna de Pfizer se aplicará en dos dosis con un intervalo de días para asegurar la eficacia.
«Hay otras vacunas que llegarán en el transcurso del año que sean de una dosis, pero deben tener las autorizaciones correspondientes y en su momento se irá informando a la ciudadanía», añadió.
De acuerdo con el informe técnico oficial sobre la COVID-19 en México, su capital sigue siendo la entidad con más casos de fallecidos y enfermos por el virus, con una ocupación hospitalaria por la enfermedad de un 90 por ciento.
Actualmente, la Ciudad de México suma 6.681 personas hospitalizadas por la COVID-19, y 9.212 en la zona metropolitana del Valle de México. Xinhua