Rescates marítimos de inmigrante subieron en España un 55% en 2014

0
64

Madrid.- Los servicios de Salvamento Marítimo españoles ayudaron a 3.500 inmigrantes que navegaban en barcazas en 2014, anunció el gobierno este miércoles, lo que supone un alza del 55% respecto al año anterior.

“Los medios de Salvamento Marítimo rescataron un total de 3.500 personas, que fueron trasladadas a puertos españoles” el pasado año, afirmó el ministerio de Fomento (Transporte y Obras Públicas) en un comunicado.

 

La cifra supone un aumento del 55% respecto a las 2.253 personas rescatadas en 2013, según cifras suministradas por un portavoz de Salvamento Marítimo.

Los equipos de salvamento españoles también coordinan operaciones de rescate con las autoridades marroquíes. En total, en 2014, las operaciones conjuntas de ambos países permitieron interceptar un total de 5.330 personas que navegaban en embarcaciones de fortuna, de las que 3.500 fueron llevadas a España y 1.830 a Marruecos, según el ministerio de Fomento.

A pesar del peligro, numerosos inmigrantes intentan llegar a Europa por mar cruzando el estrecho de Gibraltar, una franja de agua de 14 kilómetros que separa Marruecos de España, a bordo de embarcaciones inflables o pequeñas barcas, convirtiendo a España en una de las puertas de entrada de la inmigración clandestina en Europa.

Desde principios de 2014, más de 207.000 inmigrantes han intentado cruzar el Mediterráneo, anunció el Alto Comisariado de Naciones Unidas para los Refugiados el 10 de diciembre, lo que supone una cifra que triplica anterior récord registrado en 2011. Al menos 3.419 de ellos perdieron la vida, según el HCR que considera el Mediterráneo como “la ruta más mortífera del mundo”.

Mientras los tres cargueros abandonados desde el 20 de diciembre por sus tripulaciones cerca de las costas italianas, con más de 2.000 inmigrantes a bordo, muestran que los traficantes no dudan en recurrir a nuevas tácticas, el flujo de pequeñas embarcaciones se mantiene hacia las costas españolas. Pero sigue estando lejos de las más de 30.000 llegadas registradas en el archipiélago de las Canarias en 2006.