Restaurantes de Guayana al borde del cierre

0
95

El racionamiento eléctrico no perdona ningún sector de la economía del país. Uno de los más afectados por las medidas emanadas desde el gobierno nacional es el de la comida.

Muchos han sido los restaurantes que han tenido que bajar sus santamarías debido a los cortes programados, pues les es insostenibles abrir pasada las 12 del mediodía; una hora crucial para estos locales.

Pérdidas millonarias

Jonmora García está al frente de un reconocido restaurante de la ciudad. Su local está dedicado -en un 70 %- a la venta de comida a base de productos del mar. Las ventas han dejado pérdidas millonarias pues el simple hecho de abrir “tarde” hace que las personas “no almuercen en la calle”.

Aunque existe un esfuerzo gerencial por mantener a flote las ventas, para los empresarios les es imposible ofrecer un servicio de calidad debido a lo limitado del horario a la hora de preparar los platos que ofrecen en sus menús.

“Es imposible prestar un servicio de calidad pues al abrir pasada las 12 del medio día, no nos queda tiempo para preparar los platos. Al entrar laboral a la hora estipulada por el gobierno nos cuesta tener a tiempo los alimentos que posteriormente estaremos ofreciendo en los menús y esto genera molestias en los clientes”, destacó García.

Ventas “por el suelo”

Los centros comerciales tienen un horario limitado de 12:00 pm hasta las 5:00 pm. Los restaurantes que se encuentran dentro de estos espacios se toman aproximadamente una hora en preparar las comidas, por lo que empiezan a atender a los clientes aproximadamente a la 1:00 pm.

Esta medida ha generado que las ventas estén “por el suelo” debido a que las personas prefieren buscar comer en sus hogares antes de almorzar por las tardes. Al reportar ventas con saldo negativo, esto genera que el personal que labora en estos locales esté en riesgo de ser despedidos ya que los empresarios no pueden generar los recursos suficientes para pagar la nominas.

Despidos masivos

García tenía en su mando –antes de los cortes programados de electricidad- una nómina de 32 personas entre cocineros, mesoneros y personal de barra. Actualmente la nómina pasó a sólo 16 empleados produciendo una serie de despidos masivos cuantificados en un 50 %.

Sumado a los despidos, los horarios de trabajo también se han tenido que modificar drásticamente. Anteriormente se trabajaba en dos turnos en un horario de 8:00 am a 3:00 pm y de 3:00 pm a 8:00 pm. En la actualidad pasó a un solo turno de 12:00pm hasta las 5:00pm

Conservación de productos

Aunque los recortes eléctricos están pautados en un horario fijo para todos los locales de los centros comerciales, las cadenas en frio de los restaurantes como congeladores y neveras no están dentro de estos horarios; esto fue gracias a un acuerdo que se logró con la gerencia del sector eléctrico pues es primordial mantener la conservación de los alimentos para ofrecer –dentro de las limitaciones- productos de calidad.

Futuro incierto

Jennifer González trabaja en un restaurante dedicado a la vente de pollo. Las ventas han bajado en un 50 % y el futuro es incierto ya que los recortes se pretenden mantener pasado el mes de mayo. Esta situación ha mantenido al personal expectante por los posibles despidos que se generarán.