Roban, golpean y asesinan a joven en Pinto Salinas

0
193

Otra familia guayanesa fue enlutada por la pérdida de un familiar, esta vez la víctima responde al nombre de Tony Eduardo Morillo Almea, un joven de 20 años que salió la tarde de ayer a visitar a una prima en el sector Colinas de Pinto Salinas, en San Félix, sin imaginar que encontraría la muerte.


Testigos del crimen relataron que Tony llegó en un taxi hasta el referido sector, se bajó en dirección al callejón donde reside su tía y no dio muchos pasos cuando fue interceptado por dos sujetos armados. Estos, apuntándolo y bajo amenaza de muerte le exigieron que le entregara sus pertenencias.

Presuntamente, la víctima no accedió tan fácilmente a la intimidación de los delincuentes y su actitud los enardeció. Frente a la mirada de vecinos, que a las 6:00 de la tarde aún deambulaban por el lugar, le quitaron a Tony su celular, dinero en efectivo y un bolso con ropa y objetos personales que portaba.

Los criminales se ensañaron en contra del joven, propinándole una golpiza frente a la cobardía de testigos que no hicieron nada. Cuando pensaron que el ataque había acabado y los maleantes huirían, uno de ellos accionó su arma de fuego y le disparó sin clemencia.

Dos tiros penetraron la humanidad de Tony, quien cayó en el sitio y fue auxiliado casi de inmediato, sin embargo, el esfuerzo de los vecinos fue en vano.

EL DECESO
La madre de la víctima, Carmen Morillo, contó que fue una vecina quien le avisó que a su hijo lo habían tiroteado y estaba siendo trasladado hasta el nosocomio. El reloj marcaba casi las 7:00 de la noche, cuando vecinos cargaron a Tony y a bordo de un taxi lo llevaron hasta la emergencia del Hospital Dr. Raúl Leoni de Guaiparo.

El joven llegó con signos vitales a la emergencia del recinto médico y fue preparado para ser intervenido quirúrgicamente de inmediato. Sin embargo, no resistió la operación, uno de los proyectiles causó heridas mortales en su pulmón izquierdo. A los pocos minutos de su ingreso a pabellón, los médicos anunciaron el deceso.

Tony Morillo vivía junto a su madre en el centro de San Félix, pero siempre frecuentaba el lugar donde le quitaron la vida. Era el cuarto de seis hermanos y aunque no estudiaba, trabajaba eventualmente como ayudante de albañilería.

Pesquisas
Efectivos de la Policía del Estado Bolívar (PEB) adscritos al Centro de Coordinación Policial (CCP) Francisca Duarte atendieron a la denuncia hecha por los vecinos de Colinas de Pinto Salinas e hicieron presencia en el lugar del crimen para calmar la angustia que generó el suceso entre los presentes. Así mismo, se desplegaron en las adyacencias del sector para dar con los responsables del crimen.

Detectives de la División de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc) Sub Delegación Guayana iniciaron un proceso de investigación tras lo ocurrido. Los sabuesos de la institución se apersonaron hasta la calle del homicidio para cavar evidencias y declaraciones útiles para dar con la captura de los asesinos.