Roban y asesinan a hombre en Manoa

0
465

La delincuencia se ha adueñado de Ciudad Guayana y sigue cobrando la vida de inocentes. El robo a veces termina en asesinato y más cuando este crimen es orquestado por las mentes despiadadas de delincuentes a quienes no les importa acabar con la vida de personas luchadoras, como es el caso de Oscar Eloy Palmar Sifontes, de 43 años, asesinado la mañana de este martes a manos de presuntos funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB).

LO INTENTARON ROBAR

Oscar Palmar llegaba a su casa muy temprano cuando le tocaba cubrir la guardia de 11:00 p. m. a 7:00 p. m. en la empresa ACBL, donde laboraba desde hace 14 años. La mañana de este martes, cuando ingresaba a su casa ubicada en el sector de Manoa, manzana 12, entre la calle Camaracoto y Gallones en San Félix, se percató que tres sujetos en moto se acercaban a él con el intención de robarlo, pero su rápida acción hizo que se cerrara el portón de forma inmediata, evitando así el atraco.

A eso de las ocho y media de la mañana, cuando cercioró que los delincuentes se habían ido, el hombre se montó en su carro, un Fiat Palio, año 2007, color beige, rumbo a la calle a hacer unas diligencias, fue en ese momento cuando volvió a observar a los sujetos, pero en esta oportunidad acompañados por dos uniformados de la GNB. Al verlos se sintió seguro y salió sin imaginar que estaría a punto de ser robado y posteriormente asesinado.

TIRO EN EL PECHO

Los sujetos se acercaron, le pidieron las llaves de su vehículo y sin mediar una sola palabra le propinaron un impacto de bala en el pecho, huyendo inmediatamente del sitio. El disparo alarmó a los vecinos que angustiados salieron a ver lo que pasaba. Oscar se encontraba tendido al frente de su casa ensangrentado, por lo que fue trasladado por uno de los vecinos en carro particular hasta la emergencia de la clínica Humana, en San Félix, para que recibiera los primeros auxilios.

MURIÓ EN LA CLÍNICA

A pesar de la rápida acción del vecino, el único tiro que recibió le segó la vida, pues a pesar de que en el camino iba con signos vitales, la bala se había alojado en su corazón, matándolo casi de inmediato.
Amigos, familiares y conocidos se agolparon a las afueras de la clínica para llorar la muerte del hombre, quien fue descrito como trabajador y buen compañero. A pesar del dolor que arropó a todos los presentes, estos aprovecharon para denunciar los hechos delictivos en los que están involucrados efectivos de seguridad del estado.

«ERAN GUARDIAS»

El crimen no fue perfecto, pues dos testigos lograron presenciar el asesinato. Señalan que fueron dos GNB y un civil quienes perpetraron el robo y posterior asesinato. «Los guardias llegaron hasta donde estaba Oscar, él se sintió seguro, pues se supone que ellos velan por nuestra seguridad, pero se imaginó mal porque estos le pidieron la documentación, la cadena que cargaba puesta y las llaves del carro. No les bastó con eso y lo mataron de manera despiadada», relató uno de ellos.

DENUNCIA COLECTIVA

Uno de los presentes, quien no quiso ser identificado, denunció que la semana pasada vecinos del sector fueron robados por dos presuntos GNB que están utilizando el uniforme para engañar a sus víctimas. «La semana pasada dos de esos delincuentes llegaron sin uniforme y atracaron a unos muchachos, robándoles relojes y teléfonos celulares. Nos percatamos que eran GNB pues después de robar se montaron en una patrulla y se fueron», sentenció el denunciante.

FUNCIONARIOS PRESOS

En lo que va de este año 57 son los uniformados que han estado implicados en diferentes hechos delictivos. 26 de ellos pertenecen a la Policía del Estado Bolívar (PEB), 25 de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), tres policías municipales, dos del ejército y uno de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana (FANB).