Roscio y El Callao firmaron convenio para el vertedero de basura

0
166

Guasipati.- Demostrando que a través del diálogo y teniendo como objetivo el mejoramiento de la calidad de vida de sus respectivos municipios, los alcaldes de El Callao, Jesús Coromoto Lugo y de Roscio, José Alejandro Martínez, procedieron a firmar un convenio para la disposición final de los desechos sólidos provenientes de ambas entidades municipales hermanas, por lo que ahora la responsabilidad será por seis meses para cada una.

La actividad tuvo lugar en la entrada del vertedero ubicado en la Troncal 10, vía El Callao, jurisdicción del municipio Roscio, donde los dos burgomaestre fueron acompañados por los abogados Andrés Márquez y Milagros Ron, síndicos municipales de Roscio y El Callao; concejales, equipos políticos, coordinadores y directores de ambos municipios.

DOS GERENTES

Martínez abrió el evento dando la bienvenida al alcalde Lugo y a sus acompañantes, seguida de una breve explicación sobre el objetivo del acto. Resaltó que para nadie es un secreto el alto costo que requiere mantener el vertedero municipal operativo. Aseguró que se mantienen los estudios técnicos para su reubicación, tomando en cuenta que está ubicado a un costado de la Troncal 10.

Por su parte, el alcalde Coromoto Lugo resaltó la importancia del acuerdo logrado, reconociendo la difícil situación que atraviesa la sociedad venezolano, pero asegurando que justamente en estas circunstancias de austeridad es cuando relucen los verdaderos gerentes.

GASTOS COMPARTIDOS

Se informó que desde el 1 de agosto al 31 de diciembre de 2015, la Alcaldía de El Callao será la encargada del mantenimiento del vertedero, por lo que ya cuenta con los recursos correspondientes, por su parte, los primeros seis meses de 2016 la municipalidad de Roscio hará lo propio, y así sucesivamente.

OBJETIVO DEL CONVENIO

Luego de estampar sus rúbricas en el documento, los alcaldes Jesús Coromoto Lugo y José Alejandro Martínez destacaron que la finalidad del convenio firmado es la de efectuar las gestiones necesarias para cubrir, mancomunadamente, los costos y gastos relacionados con la disposición final de los desechos sólidos de ambos municipios.