Salió con un amigo y terminó muerto

0
74

La última vez que vieron a Luis Antonio Vegas, de 29 años, fue el viernes a las 7:00 de la noche cuando salió de su casa en el sector El Hueco, de Core 8 en Puerto Ordaz.

Según versiones de sus allegados, un amigo fue hasta su residencia para buscarlo y así hacer una diligencia, aparentemente en las inmediaciones del sector.

A la 2:00 de la madrugada de este sábado, el hombre regresó al domicilio de Vegas para decirle a su esposa que lo habían matado en Villa Celestial, mientras que a él también se le apreciaba que su ropa estaba manchada de sangre.

La fémina junto a otros familiares fueron hasta el lugar para cerciorar lo dicho por el sujeto. En un «peladero» estaba el cuerpo del infortunado, aparentemente con un disparo en el estómago y varias heridas en su cuerpo tal como si hubiese sido apuñalado.

«No ha aparecido»

Sin más nada qué hacer esperaron hasta la llegada del Cicpc para levantar el cadáver y recolectar las evidencias de interés criminalístico para iniciar las averiguaciones.

Frente a las instalaciones de la policía científica, sus dolientes expresaron que desconocen la relación que guardaba el occiso con el «hombre que lo fue a buscar».

«No sabemos qué pasó, estamos esperando que aparezca el amigo de Luis para que explique lo que sucedió. Hasta ahora no ha aparecido», manifestaron consternados.

Entre tanto señalaron que Vegas se ganaba la vida «matando tigritos» como albañil junto a su padre. Se supo que dejó a tres hijos en estado de orfandad.