Salió de rumba y terminó calcinado

0
206

Un adolescente de 16 años salió el pasado sábado de su casa en el barrio José Gregorio Hernández, sector La Gallina en San Félix, en compañía de un amigo, para dirigirse hasta la invasión Hato Borges, en búsqueda de una supuesta «rumba» que se estaba efectuando en el sector.

Cuando intentaban conseguir la fiesta, se toparon con un grupo de tres individuos que habían salido recientemente de la cárcel Vista Hermosa y que son conocidos azotes en el barrio. Comenzó una discusión entre ellos y los exconvictos empezaron a disparar. El adolescente de 16 años recibió tres disparos en la cabeza y murió al instante, mientras que su acompañante logró escapar.

Se presume que luego del hecho los delincuentes decidieron quemar el cadáver y esconderlo, por lo que robaron un vehículo Hyundai Elantra color verde y decidieron meter la osamenta en la maleta del vehículo. Luego de varios días, la madre del occiso decidió acudir a la comisaría y declarar que su hijo estaba desaparecido desde el sábado y no tenía información de su paradero.

La comisión de la Policía Nacional Bolivariana empezó las labores de investigación y patrullaje, logrando dar con uno de los responsables del asesinato, apodado «El Gordo», a quien llevaron hasta el despacho para que informara sobre lo sucedido con el cuerpo del muchacho; a las 6:30 de la mañana de ayer consiguieron el vehículo y los restos dentro de él, que por las características se supo era del adolescente.

CÓMPLICES
Del homicidio se constató que el grupo criminal estaba conformado por dos mujeres que fueron identificadas como Leydimar Del Valle Roja Tovar, de 21 años, y Sirly Johany Peña Herrera, de 24; además del ya detenido Robinson José Mora Urbano, de 27 años, apodado «El Gordo».