Samsung toma medidas por explosiones de sus dispositivos Galaxy Note 7

0
1356

La marca sudcoreana Samsung está enfrentando una situación bastante incómoda, debido a la explosión inesperada de sus dispositivos móviles Galaxy Note 7, y a las pérdidas millonarias que estos pudieran representar.

Debido a problemas con las celdas de la batería de los dispositivos Galaxy Note 7, la marca Samsung se ha visto en la necesidad de retirar del mercado los celulares defectuosos, y al mismo tiempo, solicitar a quienes ya dispongan de uno, que sean parte de la solución, ofreciéndoles a sus clientes la opción de cambiar su teléfono o pagarles para que compren uno  de otra marca.

Para hacer esto posible, Samsung Electronics inició lo que se llamaría “Programa Global de Reemplazo Voluntario” en el que las personas tendrían la opción de regresar el teléfono celular defectuoso, y obtener un crédito de hasta US$100 para comprar otro teléfono Samsung, y un monto de US$25 para aquellos que quisieran adquirir un móvil de otra marca.

Al respecto, el presidente del Negocio de Comunicaciones Móviles de Samsung Electronics, DJ Koh,  aseveró  “Nuestra prioridad número uno es la seguridad de nuestros clientes. Estamos pidiendo que los usuarios apaguen su Galaxy Note7 y lo reemplacen lo antes posible… Estamos acelerando la liberación de dispositivos de repuesto para que se puedan proveer a través del programa de reemplazo de la forma más conveniente posible y en cumplimiento con las regulaciones pertinentes. Les agradecemos sinceramente a nuestros clientes por su comprensión y paciencia”.

Sin embargo, esta medida no ha sido bien recibida por algunos usuarios, quienes se rehúsan a devolver sus dispositivos, y también para aquellos clientes que adquirieron su producto fuera de Estados Unidos, ya que la medida de reemplazo “global” aplica solo para Norte América.