San Martín de Turumbán tiene muchas necesidades

0
755

Tumeremo.- Diferentes problemáticas afectan a la comunidad indígena San Martín de Turumbán, así lo informó Graciela Rodríguez y Kelvin Kennedy; capitana y vicecapitán de esta colectividad ubicada a orillas del río Cuyuní, en el municipio autónomo Sifontes del estado Bolívar, localizada a 3 km de la Isla Anacoco y frente a la zona en disputa entre Guyana y Venezuela conocida como Guayana Esequiba.

Durante sus declaraciones, los líderes comunitarios afirmaron que en los últimos años solo han recibido promesas por parte del gobierno regional en relación a la problemática que tienen en materia de vialidad, salud, agua y electricidad. Dijeron que en varias oportunidades han contado con la visita de autoridades regionales, quienes se han comprometido a dar respuestas, pero no han vuelto más.

Kennedy manifestó que estos problemas se han venido agravando por falta de respuesta en el tiempo requerido, por lo que cada día que pasa la situación empeora, «tal es el caso de la carretera por donde transitamos hacia Tumeremo, donde hace ya muchos años, supuestamente se ejecutaría un proyecto por parte de la Gobernación del estado Bolívar con apoyo del Gobierno nacional, el cual se inició con el levantamiento de la capa asfáltica de algunos tramos de la vía; en una primera fase, de la cual no se pudo avanzar. Donde se hicieron esos trabajos solo colocaron granza y con el transcurrir de los días se formaron unos grandes cráteres por donde solo pueden circular vehículos rústicos y a pesar del esfuerzo que ha hecho la comunidad y algunas cooperativas que trabajan en la zona, el problema persiste».

Por otro lado, el capitán Kennedy también miembro del Consejo Presidencial para el pueblo Akawaio, insistió que el problema de la vialidad «no solo afecta a los vehículos en su deterioro, sino que también está repercutiendo en la salud de los habitantes de la comunidad». Explicó que la semana pasada, una joven, quien se trasladaba por esta vía, tuvo un aborto producto del mal estado de la carretera la cual está llena de huecos y zanjas.

Por su parte la capitana Rodríguez sostiene que además del mal estado de la vialidad, se suma la falta de agua potable, escasez de insumos salud y electricidad. «Hace aproximadamente tres años personal de la Gobernación se llevó una bomba de 4 cilindros con la intención de repararla y todavía, hasta la fecha de hoy, no la han regresado; por lo que la comunidad tuvo que hacer las gestiones y comprar una más pequeña, que por supuesto no cubre la capacidad de bombeo que tenía la que se dañó».

LLAMADO A LA GOBERNACIÓN

Los voceros hicieron un llamado al gobernador Francisco Rangel Gómez, para que priorice la solución del problema de la vialidad a la brevedad posible, considerando que la gobernación cuenta con el recurso humano, los equipos necesarios y la materia prima para atender y reparar la falla; destacando que la comunidad, además de ser un importante punto fronterizo, es considerada una zona estratégica para la seguridad y defensa de la nación venezolana.