Se incrementa a 3.221 los muertos y a 37.656 los contagios en Ecuador

0
171

QUITO.- Ecuador registró en las últimas 24 horas 301 casos de contagio de la enfermedad del nuevo coronavirus COVID-19 y 18 fallecidos, con lo que se elevó a 37.656 la cifra de casos confirmados y a 3.221 la de decesos a nivel nacional, informó este martes el Ministerio de Salud Pública (MSP).


En su reporte diario, la cartera de Salud indicó que adicionalmente el país, uno de los más golpeados por la pandemia en América Latina, registra 2.055 fallecidos probables por la COVID-19 en todo el país, 29 más con relación al lunes.
Las muestras tomadas para el nuevo coronavirus se incrementaron a 106.991, de las cuales 37.656 son casos confirmados y 47.693 casos descartados, mientras que 21.642 esperan ser procesadas.
Hasta el momento, el país tiene 3.560 pacientes recuperados, 3.981 casos con alta hospitalaria y 10.606 casos con alta epidemiológica.
El reporte añadió que la provincia de Guayas (suroeste), epicentro del virus en el país, incrementó a 13.862 los casos comprobados de contagio con 1.393 fallecidos, la mayoría de los cuales corresponden a su capital, la ciudad de Guayaquil, que suma 9.637 infectados.
Mientras tanto, las provincias de Manabí y Santa Elena, vecinas de Guayas, incrementaron los decesos a 405 y 281, respectivamente, mientras que la provincia de Pichincha (centro norte), cuya capital es Quito, incrementó a 3.626 los casos de contagio con 259 muertos.
Sobre la situación de Quito, capital del país, el ministro de Salud, Juan Carlos Zevallos, dijo hoy que un 54 por ciento de personas contagiadas por el virus rompieron la cuarentena impuesta desde el pasado 17 de marzo.
“No es que es constante, sino que en algún punto de su cuarentena rompieron el aislamiento”, precisó el ministro durante una reunión virtual con autoridades del Municipio de Quito que evalúan relajar la cuarentena en la capital ecuatoriana.
Este martes se cumplieron 70 días desde el confinamiento social, y Quito alcanzó su pico máximo en la curva epidemiológica, según el alcalde, Jorge Yunda.
Por ello, se analiza la posibilidad de pasar a una “nueva normalidad” para reactivar la economía local con menos restricciones. Xinhua