Seguridad en Río 2016 será reforzada

0
48

El Gobierno brasileño buscará la manera de evitar un hecho similar como lo ocurrido en Niza

El presidente interino de Brasil, Michel Temer, sostuvo una reunión de emergencia con parte de su gabinete tras los atentados en Niza para evaluar cómo fortalecer la seguridad en los Juegos Olímpicos de Río 2016, que comienzan en tres semanas.

“Vamos a incrementar algunas medidas, como la intensificación de revistas, eventualmente restricciones de tránsito en algunas vías, alejar algunos eventos de algunas vías”, detalló el ministro jefe del Gabinete de Seguridad Institucional, Sergio Etchegoyen, a periodistas tras la reunión con Temer en Brasilia.

Después del atentado que dejó 84 muertos en el sur de Francia, el gobierno brasileño está dedicado a una gran “revisión final” del plan de seguridad para los Juegos Olímpicos de Río que se celebrarán entre el 5 y el 21 de agosto.

“Es una situación muy difícil, muy compleja para lidiar, porque nadie podía imaginar que un camión pudiese transformarse en un arma de destrucción masiva”, afirmó Etchegoyen.

Más funcionarios

Los primeros Juegos Olímpicos de Sudamérica contarán con un total de 85.000 policías y militares a cargo de la seguridad, el doble que en Londres-2012. Y se espera que medio millón de personas asista al mayor evento deportivo del planeta.

Expertos señalan que si bien Brasil no tiene antecedentes de ataques terroristas, no se ha involucrado en guerras y está a mucha distancia de centros yihadistas como Siria, el hecho de ser anfitrión del evento más observado del mundo lo coloca de todos modos en la mira.

“Hasta ahora no hemos tenido de ninguno de esos países ningún indicio de que haya una amenaza potencial o real de que vaya a haber un atentado terrorista en Brasil”, dijo el ministro de Defensa, Raul Jungmann, durante una conferencia de prensa.

Seguridad urbana

Además de los riesgos asociados a los Juegos, Río de Janeiro enfrenta el desafío de sus propios niveles de violencia urbana, que aunque no son tan graves como hace una década siguen siendo altos. En los cinco primeros meses del año se registraron 2.083 asesinatos en el estado, 14% más que en el mismo periodo del año pasado.

“Si usted quiere ir en agosto a un lugar seguro, venga a Río de Janeiro”, afirmó sin embargo este viernes el alcalde de la ciudad, Eduardo Paes.

“La Olimpíada es un superevento, pero hemos alertado a la población de que van a ocurrir contingencias (…) Es importante que las personas estén atentas”, añadió.

Último atentado

Desde la masacre en los Juegos Olímpicos de Múnich 1972 ocurrido el 5 de septiembre de ese año, donde el grupo terrorista “Septiembre Negro” penetró la villa olímpica y asesinó a 11 atletas israelíes, los organizadores han tomado ciertas medidas de seguridad para evitar hechos similares como hace 44 años.