Senador Marco Rubio tilda de «terrible error» sacar a Cuba de la lista terrorista de EE.UU.

0
161

El senador republicano Marco Rubio ha asegurado que es un «terrible error» la decisión del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, de sacar a Cuba de la lista de países patrocinadores del terrorismo. Cuba, según Rubio, «encaja en los criterios para ser una nación bajo la lista de terrorismo», dijo el político cubano estadounidense.

 

En declaraciones al canal de televisión MSNBC, aseguró que el Gobierno de Cuba «ayuda a Corea del Norte a evadir las sanciones de Naciones Unidas» y recordó además el ataque aéreo a la organización Hermanos al Rescate.

Cuatro pilotos de este grupo dedicado al rescate de balseros murieron en 1996 cuando dos de sus avionetas fueron derribadas por cazas cubanos.

Gerardo Hernández, uno de los condenados por dicho ataque, fue liberado en diciembre pasado por el Gobierno estadounidense junto con Ramón Labañino y Antonio Guerrero como parte de un canje de prisioneros tras el anuncio del proceso de normalización de relaciones entre ambos países.

El republicano dijo además que Cuba es refugio de fugitivos, al señalar el caso de Joanne Chesimard, que está en la lista de los más buscados por el FBI por asesinar a un policía del estado de Nueva Jersey en 1973.

En el mismo programa de televisión, la líder del grupo demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo de Rubio que «es divertido para mí que algunos candidatos se describen a si mismos como los candidatos del futuro, pero con la política cubana del pasado», tras afirmar que Obama hizo lo «correcto».

Obama anunció ayer martes su decisión de eliminar a Cuba de la lista de países que patrocinan el terrorismo que elabora EE.UU. dentro del acercamientos entre ambos países para normalizar las relaciones bilaterales que comenzaron en diciembre pasado.

Cuba figura desde 1982 en esa lista -en la que comparte espacio conIrán, Siria y Sudán-, lo que supone la imposición de sanciones como la prohibición de la venta y exportación de armas, prohibición de ayuda económica y restricciones a las transacciones financieras entre ciudadanos.