Sencilla, ligera y sensual, la mujer del verano Dior 2016

0
67

París.- Sencilla y ligera, coqueteando con la sensualidad de la lencería, la mujer Dior que desfiló este viernes en París no dejará a nadie indiferente el próximo verano.


Para el evento más esperado de la Semana de la Moda –junto con el desfile de Chanel el próximo martes– Dior deslumbró a sus invitados instalando en la sobria Cour Carrée del Louvre una colina cubierta de flores, la gran pasión del fundador.
En la pasarela el creador belga Raf Simons hizo desfilar una colección despojada de elementos superfluos, concentrada en la pureza de líneas, sensuales pero disciplinadas.

Simons declinó al infinito la idea de conjuntos que evocan la intimidad de la lencería femenina, de inspiración victoriana, donde el blanco inmaculado reinó con impecable ligereza, osando transparencias y contrastado a veces con elementos negros para los modelos más nocturnos.

«Mujer-flor» más natural
Como en colecciones anteriores, Raf Simons apeló a elementos futuristas en diálogo con referencias al pasado, aunque esta vez ambos con deliberada moderación.

La mujer-flor venerada por Monsieur Dior, habitualmente domesticada en un jardín donde todo está en su exacto lugar, llegó esta vez en una versión más sencilla y natural.