Sentenciada a tiros dentro de una habitación en el Core 8

0
2559

Trató de ocultarse de sus asesinos pero fue en vano, la alcanzaron y le dispararon.

Una reunión de tragos entre amigas terminó en tragedia para una joven de 21 años que falleció luego que recibiera varios impactos de bala.

Geraldine Torres murió dentro de una habitación de una vivienda ubicada en la invasión La Bendición de Dios en el sector Core 8, Puerto Ordaz.

Al parecer unos sujetos llegaron y de la nada le dispararon.

El estallido de los balazos hizo que la comunidad se resguardara para no ser alcanzados.

Mientras que otros vecinos dentro de sus viviendas llamaron al servicio de emergencias para reportar el caso.

El lugar fue acordonado por funcionarios policiales hasta que sabuesos del Cicpc trasladaron el cadáver.

De visita

De acuerdo a los testigos, Torres no vivía por allí sino que estaba de visita en casa de una amiga.

El hecho fue reportado en horas de la mañana de este lunes pero algunos aseguran que ocurrió la noche del domingo, sin embargo, serán los detectives que confirmen este dato.

Hay quienes afirmaban que un grupo estaba reunido en las afueras de la casa pero en cuanto vieron a los homicidas acercarse, sospechaban las intenciones y huyeron del lugar.

Aparentemente, la hoy occisa intentó esconderse de los secuaces y se internó en una de las habitaciones de la casa.

Sin embargo, esa maniobra no funcionó pues los sujetos la localizaron y al tenerla en frente dispararon a mansalva.

En medio del cuarto quedó el cadáver de la jovencita, sin signos vitales.

Nadie vio nada

Aunque el sitio estaba rodeado de curiosos, habitantes no quisieron emitir ningún tipo de declaraciones.

Pues nadie logró visualizar a los responsables, quienes al cometer su fechoría huyeron sin dejar rastros.

Se supo que la joven deja una niña de un año en orfandad.

Supuestamente trabajaba en un centro de apuestas nocturno.

Rastreo

Detectives del Cicpc indagarán en la vida de Geraldine Torres para verificar si había recibido alguna amenaza previa. Asimismo, hablaran con el resto de los presentes para iniciar el rastreo de los homicidas.