Servicio de visado ahora es gratuito

0
73

Desde el cuatro de mayo entró en vigencia el visado gratuito exclusivamente para todos aquellos documentos exentos de aranceles. Tales como cartas de soltería con fines matrimoniales; unión de estable de hecho; autorización de viaje a niños, niñas y adolescentes; poderes especiales o generales como los laborales, los penales y los que solicitan para agilizar trámites ante el Instituto Venezolano de Seguros Sociales; actas constitutivas y estatutos de asociaciones de vecinos, consumidores y comunidades educativas; actas de organizaciones indígenas y microempresas indígenas de carácter comunitario; títulos de propiedad colectiva y hábitat y tierras de los pueblos, comunidades indígenas; poderes de pensión y la declaración de no poseer viviendas.

La registradora pública del municipio Caroní, María Valencia, y demás representantes de las entidades públicas destinadas a la tramitación de documentos, se reunieron para informar las nuevas medidas anunciadas por Dante Rivas, autoridad única de Simplificación de Trámites y director general del Servicio de Registros y Notarías (Saren).

PENSADO EN LOS CIUDADANOS

Los funcionarios del Saren aseguran que el trámite era más complicado, la persona tenía que contratar a un abogado para que le redactara el documento que le permitiera luego presentarlo a las entidades públicas.

«Anteriormente los venezolanos debían pagarle a un abogado para que les hiciera el documento y luego presentarlo en el registro, haciendo el proceso más engorroso. Ahora no, con el solo hecho de ingresar al portal de la página web del Saren, registrar sus datos, imprimir la planilla y llevarla al registro con la cédula de identidad laminada se les resuelve la situación. Esta medida anunciada por Dante Rivas facilita indudablemente el proceso para aquellas personas que quieren sacar un permiso o una declaración exenta de aranceles», expresó Valencia.

José Rojas, registrador mercantil primero del municipio Caroní, comentó que anteriormente no solamente se debía buscar al abogado y luego llevar el documento al registro, rememoró muchos casos de ciudadanos que llevaban los documentos mal redactados, presentando fallas de forma o fondo.

«Era más trabajo para nosotros y más tiempo perdido para las personas que necesitaban el documento urgente. Ahora no, en caso que las personas quieran hacer su trámite de forma tradicional y pagarle a un abogado, nosotros no devolvemos el documento si presenta fallas de forma que no afecten la petición escrita».

UNA PLATAFORMA ÓPTIMA

Los trabajadores del Saren aseguran que la plataforma en Internet es de conexión rápida, los usuarios no van a presentar problemas para ingresar a la página web. «Muchas de las personas hoy en día manejan Internet, los pasos serán muy sencillos y se ahorrarán los gastos de un abogado. Esta conexión cuenta con la red del centro de telecomunicación de Venezuela (Cantv). Es un proceso rápido, eficaz, ahorrativo y sencillo».

PENSANDO EN EL AMBIENTE

Los funcionarios del Saren aseguran que estas medidas también favorecen a la preservación del medioambiente, ya que los papeles que deben presentar al registro son menos.

«Anteriormente un documento que era de dos páginas se transformaba en un archivo de casi veinte, pues se requería copia de la cédula, del RIF y esa cantidad de permisos.
Ahora no, con la nueva modalidad la persona debe presentar la cédula laminada y la planilla descargada desde el portal oficial. Contamos con abogados profesionales en la institución que hacen todo el trabajo», explicó Rojas.

INCORPORACIÓN DE PERSONAL

Los abogados del Servicio de Registros y Notarías (Saren) aseguran que con estas nuevas medidas se incorporarán más trabajadores capacitados para agilizar los procesos que involucran la tramitación de documentos.

«Ya estamos en búsqueda de personal capacitado, aseguramos un proceso rápido y eficaz para todo el pueblo venezolano. Ahora los documentos como los permisos de viaje para los niños se tramitarán sin problema», aseguró María Valencia, registradora pública del municipio Caroní.