Sidor arriba a su séptimo año como empresa nacionalizada

0
159

Sidor ha pasado por varias etapas operativas como su construcción, puesta en marcha, aumento de su capacidad instalada y reconversión tecnológica. Tras 10 años de privatización y asumiendo el reto de continuar siendo la principal siderúrgica venezolana, punta de lanza del desarrollo nacional en materia industrial y laboral, Sidor arriba a los 7 años de su nacionalización tras la decisión estratégica del fallecido comandante Hugo Chávez.

Durante los 10 años bajo la dirección de la transnacional, Sidor y sus trabajadores fueron sometidos al yugo capitalista, que irrespetó las leyes laborales del país, explotando de forma salvaje a las diversas nóminas de la empresa, con beneficios limitados para el personal fijo, sumando pasivos laborales y ambientales incalculables, promoviendo así la tercerización.

Más de 10 000 hombres y mujeres fueron víctimas de la discriminación y la flexibilización de sus derechos, con condiciones de trabajo deplorables y salarios indignos.

NUEVO RUMBO

Para el 12 de mayo de 2008, Chávez hizo acto de presencia en Laminación en Caliente, para sellar con su rúbrica y contundente discurso, el Decreto con Rango Valor y Fuerza de la Nacionalización de la principal productora de acero del país, designando como presidente al entonces Ministro del Poder Popular para las Industrias Básicas y Minería, Rodolfo Sanz.

Ese día histórico, desde el corazón de la planta, el líder de la revolución materializó un acto de plena soberanía al devolver el control de los recursos de Sidor a Venezuela y a la clase trabajadora, para garantizar verdadera justicia social, la igualdad de condiciones, mejor la calidad de vida de la fuerza laboral y distribuir las riquezas del acero sidorista con todo el pueblo.

En la actualidad, Sidor se encuentra enfocada en fortalecer sus niveles productivos, consciente de la importancia estratégica de esta industria llamada a ser la alternativa no petrolera de Venezuela, para de esta manera, seguir materializando la gran victoria obrera alcanzada por los trabajadores.

¡MISIÓN CUMPLIDA!

Tomás Schwab Romaniuk, presidente de Sidor, anunció que a siete años de la nacionalización, la empresa y su clase trabajadora se enorgullecen por haber apoyado al país (desde mayo del 2008 hasta la actualidad), con la entrega de 1 millón 596 mil 956 toneladas de cabillas para el proyecto de la Gran Misión Vivienda Venezuela, la construcción de obras de infraestructura por parte del Estado venezolano y al sector privado del país.

De igual manera, se ha cumplido con la promesa de dignificación a los trabajadores en condición de tercerización, al incluir a 9368 mujeres y hombres en la nómina fija de la empresa, otorgándoles salario y beneficios dignos.