SNTP convoca a luchar por mantener la verdad

0
126

Caracas.- El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Prensa (SNTP) llamó a los periodistas a mantener un «compromiso radical con la verdad» y a no dejarse derrotar por problemas como la censura, las agresiones y amenazas, los obstáculos para acceder a la información pública.

«Con frecuencia repetimos que estamos viviendo tiempos difíciles, tal vez los más difíciles del periodismo, ciertamente lo son pero no es algo inédito. Ahora y antes se nos ha pretendido silenciar, ahora y antes se ha intentado usar el poder para que los periodistas dejemos de decir lo que es incómodo. Frente a esas pretensiones, la respuesta ha sido y seguirá siendo el más radical compromiso con la verdad», afirmó el secretario general de la organización, Marco Ruiz, en un comunicado difundido ayer, cuando se celebra el Día Nacional del Periodista.

Tras recordar que el periodismo debe ser incómodo para cumplir su labor, Ruiz celebró que pese a todos los problemas y obstáculos «los periodistas (…) siguen poniendo sus micrófonos y sus grabadores a la orden de quienes tienen necesidades, contribuyendo así al logro de una verdadera justicia social. Celebramos el periodismo que se reinventa y que es creativo, pero también el que ejercen quienes se mantienen en los medios más tradicionales para defender espacios y para desde ahí librar las más duras batallas, en función de que no sean completamente silenciados».

Durante la marcha del viernes, convocada conjuntamente por periodistas, profesores y estudiantes universitarios, Ruiz reclamó que los trabajadores de los medios de comunicación sean tratados «como trabajadores de segunda».

«No se nos garantizan nuestros derechos como ciudadanos, como personas, y además se nos pretende también vulnerar nuestro fuero profesional», aseguró Ruiz, al recordar las cerca de 350 agresiones de las que fueron víctimas los comunicadores en el año 2014, las casi 100 agresiones que se han cometido en lo que va del año 2015.

«Pedimos cese la cantidad de vulneraciones a nuestros derechos. Son agresiones físicas, pero son también presiones para que no publiquemos aquellas cosas que son incómodas al gobierno, son también presiones que hemos recibido en nuestros centros de trabajo producto de las negociaciones de medios de comunicación que se han dado en los últimos dos años, y más recientemente también la amenaza contra los puestos de trabajo de cerca de 30 mil empleados que dependen de la actividad económica de los medios impresos», destacó.

El dirigente gremial recordó que los periodistas tienen un rol fundamental en las garantías para que un Estado democrático goce de buena salud. «Somos el canal por el cual las comunidades, las clases trabajadoras, los obreros, los profesionales, los gremios, pueden enviar mensajes y que sean captados por quienes deben dar respuesta desde el poder».