Solo tres días de esta semana trabajarán los empleados públicos

0
77

Los empleados ligados al sector público del país tendrán un “descanso prolongado” esta semana, pues sumado al decreto presidencial que dictamina los días viernes como no laborales, el feriado con motivo de los 199 años de la batalla de San Félix generó que este lunes tampoco se trabajara, lo que le otorgará a los funcionarios públicos sólo tres días laborales, martes, miércoles y jueves.

Decreto del viernes

Mediante la Gaceta Oficial N° 40.880, de fecha 06 de abril de 2016, fue decretado por el presidente de la República, Nicolás Maduro, como no laborables los viernes para el sector público a partir del 8 de abril mientras persistan los efectos del fenómeno climático El Niño sobre la central Hidroeléctrica Simón Bolívar (Guri).

Además de esto la Gaceta dictamina que se excluyen de la aplicación de este decreto las actividades de entes del sector público que no pueden interrumpirse, de conformidad con lo dispuesto en el artículo 185 de la Ley del Trabajo; por lo que las actividades del sector público que conforman las diferentes cadenas de alimentación del país deben trabajar con completa normalidad.

Ciudad fantasma

Ciudad Guayana se notaba visiblemente solitaria durante la mañana de este lunes.

El feriado la convirtió en una “ciudad fantasma” donde sólo aquellos comercios que buscaban elevar las ventas -entre ellos los que hacían vida en las adyacencias de los diferentes mercados municipales de la ciudad- fueron los únicos que abrieron en una ciudad que se ha acostumbrado a los días feriados o no laborales.

El transporte público disminuyó considerablemente, también por la ausencia de clases. Esta acción permitió que los taxistas aprovecharan la oportunidad para “hacer su agosto” pues las “carreritas” reportaron un incremento considerable.

Sin colas

El feriado permitió ver el estado de las calles ya que las colas que normalmente se visualizan en la ciudad, no estaban.

La basura dejada por las personas que diariamente practican este “nuevo estilo de vida” salió a relucir demostrando “el poco cariño” que le tienen los ciudadanos a la ciudad.

Las únicas colas que se pudieron observar fueron aquellas que dejaban los semáforos dañados que todavía – a pesar de las reparaciones que se les han venido haciendo- se encuentran fuera de servicio en la ciudad. Aquí las personas demostraron su lado “menos cívico” ya que luchaban por pasar “de primeros” sin importarles los demás.

Aunque las medidas de feriados y días no laborales puedan causar alegría en muchos, hay un sector mayoritario de la sociedad que opina que esto generará “trabajadores más flojos” pues se acostumbrarán a no laborar y a no esforzarse por relucir en sus puestos de trabajo.

Independientemente de “los descansos prolongados”, queda de parte de los trabajadores poner su “granito de arena” para poder sobrevivir en un país que es arropado por una alta inflación que ha elevado el costo de la vida.