“Son otros quienes usan a Chávez como portaviones”

0
3105

El teniente de fragata Chistian Medina Macero puso su nombre a la orden, y se irá a “caminar las calles” para ver cómo “florece el Estado comunal” en una “constituyente moral” regional.

Christian Medina Macero quizás suene común para la mayoría de los venezolanos. Pero si le decimos que fue uno de los protagonistas del rescate de Chávez durante el golpe de abril de 2002, seguro recordará su rostro lánguido, alerta, delante del comandante cuando lo regresaban a Miraflores desde La Orchila.

Chavista por convicción, hoy se lanza a la calle a derrotar las prácticas y vicios de la imposición institucional, herencia del viejo Estado burgués, y que a 18 años de revolución siguen enquistados en la administración pública.

“Mandaron a decir que no me nombrara como edecán de Hugo Chávez. Uno por ahí me dijo que Chávez es el gran portaviones, y le dije que cada ladrón juzga por su condición, y que son otros los que usan a mi comandante como portaviones”, manifestó ante una asamblea comunal en Unare I. “No tienen moral para nombrarlo”, añade.

Y con este deslinde de las corrientes internas del oficialismo, que a su juicio no encausan el legado de Chávez, lanzó su candidatura para la Asamblea Nacional Constituyente, a través de una propuesta que ha impulsado por todo el estado Bolívar, denominada “Cómo Salir del Laberinto”, inspirada en el comandante y la restitución del poder al pueblo.

Su apoyo serán las bases del Movimiento Constituyente de Refundación Angostura 200 (MCR-A200), organización que lidera y con la que ha girado en los 11 municipios desde noviembre de 2016.

“Voy a caminar las calles como uno más; soy un soñador más, un paisano más, quien solo puede abrir los ojos en la mañana y ver cómo florece el Estado comunal”.

Medina Mancera confía en que  la Constituyente que lidera, tiene que ver con la conciencia colectiva “de un pueblo valiente que se decide a conquistar el poder”.

“Estoy penetrado de la idea de que ya la cita no es en Carabobo, que ya la cita no es en santa Inés; ahora la cita, es en Angostura y lo que suceda aquí en el estado Bolívar, será garantía de paz en Venezuela”, reiteró.

CONSTITUYENTE MORAL

A través de la reunificación de todas las fuerzas sociales el edecán de Chávez ha levantado la bandera de la constituyente para cumplir con la orden del presidente Nicolás Maduro y preservar el legado de Chávez.

“Decidimos salir del laberinto y el pueblo resteado y enamorado del pensamiento de Bolívar y Chávez le va a regalar un día más de gloria al estado Bolívar”. Invitó a la población bolivarense a sumarse a hacer una “revolución moral” regional.

REFUNDAR

Para el denominado “líder de la constituyente en Bolívar”, es necesario refundar al país desde el bloque histórico del poder.

“Los obsesionados del poder están del otro lado. Aquí, por el contrario, no hay individualismo ni conductas mesiánicas. Nos unimos o nos hundimos; o la anarquía nos devorará”.

A su juicio, es urgente que el pueblo se cohesione para escoger a un candidato por municipio o se generará una nueva frustración en los ciudadanos.

“Chávez lucho contra la institucionalidad. Al ver que los bombos, los platillos, el despilfarro de recursos en campaña electoral, se imponga nuevamente para escoger a un candidato institucional, que no va a obedecer a los intereses del pueblo, habrá una nueva frustración. Pero aquí no va a pasar eso”.

Medina Mancera le pidió al partido que deje decidir al pueblo, tal como lo mencionó en una ocasión el vicepresidente del PSUV Diosdado Cabello. “Con una ‘bendita’ disciplina te pongo en contra de tu propia consciencia. Eso no puede continuar”, espetó en clara referencia a las imposiciones de las cúpulas políticas del Gran Polo Patriótico.

Para el llamado “militar político”, los riesgos y amenazas de Chávez también lo persiguen. Sin embargo, dice que no le da miedo ponerse las botas del comandante, porque no va a permitir que “apuñaleen a mi pueblo por la espalda”.

REUNIFICACIÓN

Christian Medina Mancera cree en el poder de la Asamblea Nacional Constituyente, especialmente como una instancia de reunificación del pueblo.

“Este proceso está por encima de los partidos, porque las instituciones se desconectaron pido, como cristiano, que nuestra guerra no es con la gente. Más bien hay que ir a cautivarlos, a decirles la verdad. Vamos a liberarlos. La pelea es contra la oligarquía enquistada en las instituciones”.