Benjamin Netanyahu logra sorpresiva victoria en las elecciones parlamentarias en Israel

0
109

El Likud, el partido del primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, podría asegurarse un cuarto período en el poder tras una sorpresiva victoria en las elecciones parlamentarias del martes.

Con la mayor parte de los votos escrutados, se dice que Likud puede obtener hasta 30 escaños de los 120 que forman el parlamento, mientras que la Unión Sionista quedaría con 24.

Netanyahu necesitará apoyo de otros partidos para formar una coalición.
En este sentido, el primer ministro señaló que ya habló con los líderes de otras formaciones de centro o derecha sobre posibles acuerdos.

Tras conocer los resultados, Herzog no rechazó explícitamente que Unión Sionista pueda participar en un gobierno liderado por Netanyahu.

En un discurso antes sus partidarios en Tel Aviv, Netanyahu describió el voto del martes como una «gran victoria» para el partido de derecha Likud, que parece haber obtenido un resultado mejor de lo esperado.

El Likud aparecía en desventaja respecto a la Unión Sionista en encuestas realizadas antes de la celebración de los comicios, por lo que Netanyahu subrayó que el resultado se logró «contra todos los pronósticos».

El primer ministro instó a los líderes de lo que calificó como «campamento nacional de Israel» a formar «gobierno sin mayor dilación».

REACCIÓN DE HERZOG

Isaac Herzog explicó que ha llamado a Netanyahu para felicitarle por los resultados.

«Nada ha cambiado, seguiremos luchando por una sociedad justa», declaró, según el diario israelí Haaretz.

Ahora el presidente del país, Reuven Rivlin, encargará la formación de gobierno al líder del partido que él considere que tiene más posibiolidades de formar una coalición.

El sistema israelí de representación proporcional siempre da como resultado gobiernos de coalición con la participación de partidos menores, apunta el editor de la BBC para Medio Oriente, Jeremy Bowen, enviado a Tel Aviv.

Netanyahu ha prometido que no permitirá la creación de un estado palestino, mientras que Unión Zionista mostró su apoyo a una solución de dos Estados y prometió reparar las relaciones con los palestinos y la comunidad internacional.

DIVISIÓN

Netanyahu se convertirá, en el probable caso de que encabece un nuevo gobierno de coalición en un cuarto mandato, en el líder con más años al frente del gobierno israelí.

Ningún partido ha logrado una mayoría absoluta bajo el sistema de votación israelí.

Casi el 72% del electorado votó en los comicios, que finalizaron a las 22:00 hora local (20:00 GMT). La participación fue cuatro puntos más alta que en las elecciones de 2013.

Los canales 1 y 10 de la telvisión israelí proyectaron 27 escaños tanto para el Likud como para la Unión Sionista, mientras que el canal 2 le dio al Likud un escaño de ventaja: 28.

Se necesitan 61 escaños para asegurar la mayoría.
La Lista Árabe Conjunta -una alianza de partidos de Israel dominados por árabes, se colocó en tercer lugar con unos 13 escaños, de acuerdo a los sondeos a pie de urna.
No obstante, anunció que no adoptará ninguna posición en el gobierno.