Suben a 28 los muertos en operación policial en favela de Río de Janeiro

0
760

RIO DE JANEIRO.- La Policía Civil elevó este viernes a 28 el número de fallecidos durante la operación realizada el jueves en una favela de la zona norte de Río de Janeiro contra el narcotráfico y el crimen organizado.


El secretario de la Policía Civil de Río de Janeiro, Allan Turnowski, dijo que las víctimas son 27 presuntos narcotraficantes y un agente de la policía que falleció por un tiro en la cabeza.
“Inteligencia ya confirmó todos los muertos como traficantes, 19 de ellos ya tenían ficha criminal”, explicó Turnowski durante el entierro del agente fallecido, el inspector André Frias.
Los hechos ocurrieron el jueves a primera hora de la mañana en la favela de Jacarezinho, durante una operación de la Policía Civil contra el narcotráfico y el crimen organizado en la región.
Se trata de la operación policial más letal de la historia de Río de Janeiro, al superar los 19 muertos registrados en 2017 durante una incursión de la policía en el Complexo do Alemao, considerado como el bastión del narcotráfico carioca, y los 21 muertos registrados en la favela de Vigario Geral, durante una operación policial no autorizada que se ejecutó en 1993.
La operación del jueves causó mucha indignación entre los habitantes de Jacarezinho y en otras instancias, desde judiciales hasta la Organización de las Naciones Unidas, que pidió una investigación imparcial para esclarecer los hechos.
Audios y videos que circulan en las redes sociales mostraron intensos tiroteos y explosiones de bombas de gas en varios puntos de la favela.
Algunas imágenes hechas desde helicópteros muestran a grupos de bandidos armados huyendo por los tejados y terrazas de la barriada.
Dos agentes de policía y dos pasajeros que iban en metro fueron heridos, estos dos últimos por fragmentos de los vidrios del vagón que recibió impactos de bala.
También resultó herido un residente en Jacarezinho por una bala en el pie.
Jacarezinho está dominada por el Comando Vermelho, la mayor facción criminal de Río de Janeiro.
A diferencia de muchas otras comunidades de la ciudad que se encuentran en los cerros, Jacarezinho está en una zona considerada llana, donde los bandidos instalaron varias barricadas para dificultar el acceso de las fuerzas de seguridad.
Según la policía, el Comando Vermelho estaría detrás de varios homicidios, robos, secuestros de trenes y captación de menores para actuar en el tráfico de drogas en Jacarezinho. Xinhua