“Su suegra ordenó su ejecución”

0
664

Upata.-  Familiares de Diógenes José Basanta, de 34 años, acusan a su suegra de ser la supuesta autora intelectual de su muerte.

La identifican como Auricela Rivas y presumen que su hija también guarda relación con el homicidio ocurrido en el Asentamiento Campesino El Calambre del municipio Piar.

Por el caso, las autoridades detuvieron este viernes en la tarde a Eimar Misael Hernández, de 20 años, luego de que confesara que fue él quien le disparó a Diógenes y lo sepultó en una zona boscosa del sector Santa María.

También dijo en sus declaraciones que Auricelis habría ordenado el asesinato de su yerno, pero esta versión no ha sido confirmada por quienes efectúan las pesquisas.

Ese mismo día el criminal condujo a los funcionarios de la Policía del Estado Bolívar (PEB) y a los parientes hasta el lugar donde Diógenes yacía enterrado, pero para arribar al sitio debieron caminar varios kilómetros de distancia.

Aunque el infortunado estaba bastante descompuesto se le apreciaba un tiro de escopeta en el pecho; fue localizado maniatado y una olla cubría su cabeza.

A juzgar por la forma en cómo quedó el cadáver, sus dolientes presumen que aún respiraba cuando lo inhumaron.

Eimar figuraba como principal sospechoso desde que el sábado 28 lo vieron junto a la víctima y desde entonces se reportó la desaparición.

Pese a que los sabuesos del Eje de Investigaciones de Homicidios de la policía científica no ubicaron la moto en la que salió el agraviado, recuperaron el arma con la que habrían consumado su ejecución.

Trasciende que el occiso estaba solicitado desde el 27 de octubre de 2009 por el Tribunal 17 de Control, según oficio 4444, por el delito de deserción, de acuerdo a lo signado en el expediente Tm17-C-N-09-4444.