Sutralum exige restitución del transporte

0
70

Ramón Salas, integrante de la comisión de transporte y delegado del Sindicato Único de Trabajadores del Aluminio (Sutralum), que hace vida en la empresa Venalum, en conjunto con varios trabajadores adscritos a las diferentes plantas, denunciaron las irregularidades que presentan las unidades de transporte de origen asiático, que traslada al personal humano.

«Hace tres años aproximadamente, 87 unidades prestaban servicios a los diferentes municipios, actualmente quedan ocho, presentando a su vez fallas mecánicas por las que incluso casi pierden la vida algunos de nuestros compañeros de labores», señaló Salas.

Por ello hacen el llamado al presidente de esta empresa, Euclides Campos, para que se aboque a la irregularidad, alegando poseer informes desde hace algún tiempo, que corroboran la violación de la cláusula del contrato colectivo número 128. «Las unidades marca Yutong fueron las primeras en llegar a la ciudad con equipamientos de alta tecnología, sin embargo, debido al abandono, hoy en día están en la ruina», declararon los trabajadores.

Por esta realidad actualmente se ven afectados más de 3000 empleados, quienes tienen que optar por otras medidas para trasladarse hasta la planta y de vuelta a sus hogares, perturbando de esta manera el ingreso económico de cada trabajador. Además, manifestaron su apoyo a los compañeros que tuvieron el accidente, esperando tenerlos nuevamente dentro de la compañía.

Pedro Perales, trabajador adscrito a esta planta, expresó «Gracias a Dios la colisión entre el autobús y la gandola no pasó a mayores, porque de qué manera la empresa hubiera respondido a los familiares».

«En vez de estar resolviendo las irregularidades que presenta la empresa, los altos gerentes hacen caso omiso a las solicitudes, conllevando a que la masa laboral levante su voz y organice reuniones con los medios de comunicación de la zona para que se enteren de la realidad latente», finalizó Salas.

Empleados esperan que las unidades sean nuevamente restituidas y puestas en operación en los diferentes sectores de la ciudad, para así eliminar este flagelo que atenta productividad en la empresa del aluminio.