TIPS EDG : El limón

0
52

Cuando nos sentimos mal solemos recurrir a los fármacos. Acudimos al médico y, como es habitual, nos ofrecen un diagnóstico y un tratamiento.

La cura del limón es muy adecuada para conseguir ese equilibrio interno que se nota por fuera. No se trata de un remedio «curalotodo», sino de una forma de beneficiarnos de esta fruta tan saludable y medicinal que nos ofrece la naturaleza.

Mucha gente evita consumir limón. Piensa que es un alimento «ácido» y que ataca la salud de los huesos y que reduce nuestro nivel de glóbulos rojos en la sangre. Todo lo contrario.

No debe confundirnos su sabor. A pesar de ser ácido, al llegar a nuestro estómago se trasforma en un aliado alcalino, tal y como te hemos señalado antes. Ello supone que va a convertirse en un facilitador muy potente para que asimilemos todos los nutrientes. Si padeces anemia te va a ayudar a que asimiles mejor el hierro, gracias a su vitamina C.

La cura con limón es además un excelente modo de depurar el organismo. Nos ayuda a digerir las grasas, a desinflamar, a arrastrar todas esas sustancias de desecho que tienden a hincharnos y a atacar la salud de nuestros huesos o de nuestras articulaciones.