Tips EDG

0
101

Existe una variedad de plantas para el hogar, y aunque pareciera que todas necesitan los mismos cuidados, hay diferencias sutiles que pueden terminar en éxito o en un caos con tu amiga verde.

El principal factor que debes tener en cuenta es la luz que tu planta necesita. Algunas especies son muy resistentes al sol y pueden desarrollarse sin problemas en ambientes abiertos. Otras, son plantas muy sensibles que necesitan permanecer bajo la resolana o en la sombra porque sus hojas y flores se queman rápidamente.

 

Otro factor a tener en cuenta es la humectación de la tierra y el método de riego. Para las plantas que reciben agua directamente en las hojas y el tallo, recomendamos rociarlas muy temprano o justo al anochecer. Para las que necesiten agua en la raíz, puedes poner un plato hondo y colocar la maceta en él, asegurándote que el agua cubra uno o dos centímetros de la maceta.

 

La tierra debe verse humectada, sin agua estancada. Las plantas más jóvenes necesitan riegos constantes porque están en crecimiento. Conforme crecen, puedes espaciar más los periodos de humectación. El mejor tip es revisar la tierra, si está ligeramente húmeda puedes dejarla un día más. Pero si la tierra se ve seca tu planta puede estar en peligro de deshidratación.