Tirotean a joven en Brisas del Paraíso

0
166

Oswaldo José Mercado Valderrama de 21 años de edad fue asesinado de un tiro en la cabeza. Para rematarlo le dispararon también en el cuerpo. El hecho ocurrió en la manzana 213 del sector Brisas del Paraíso.

Juan Carlos Valderrama, su tío, relata que su sobrino no era unido con la familia, tenía dos hijos y era el menor de cuatros hermanos.
«Poco sé lo que sucedió. Anoche como a las 10:30 de la noche escuché como cuatro tiros y lo único que hice fue resguardarme en la casa. En la mañana supe que era mi sobrino, quien era alejado de la familia, tenía dos hijos y estaba viviendo por el mismo sector con su esposa».
Aunque Valderrama, su tío, no tenía información con respecto al asesinato, varios vecinos sí.
«Supuestamente él iba camino a su casa, cuando dos sujetos a bordo de una moto lo estaba persiguiendo, cuando Carlos se dio cuenta que los sospechosos cargaban una pistola salió corriendo. Primero le dieron un tiro en la pierna, luego cuando cayó al frente de la casa del tío, le remataron. Un tiro en la cabeza apagó su vida», declararon los testigos del sector, quienes no quisieron identificarse.
La familia Valderrama está consternada, pues aseguran que es primera vez que sufren este tipo de hecho.
La madre del occiso es oriunda de Caracas, se enteró del asesinato de su hijo horas después del hecho.
Su tío declaró que no ha podido llegar a la ciudad por falta de pasajes y hasta los momentos el cuerpo de José Mercado está en la morgue del Cicpc.

LLAMADO A LAS AUTORIDADES
Los vecinos del sector Brisas del Paraíso claman por justicia, están cansados de la inseguridad que acaba con la vida de muchos inocentes. «La guardia debe estar en la calle. El gobierno se jacta de construir discursos en la cual promete acabar con la inseguridad. Las palabras no son suficientes para erradicar la violencia en el país, se necesitan hechos concretos para que de una buena vez por todos los delincuentes paguen por sus delitos. Hoy fue mi sobrino, mañana puede ser alguno de nosotros», declaró el tío del occiso.