Tito Oviedo prepara el despido de por lo menos 1600 empleados

0
2162

“Más de 1600 trabajadores de la Alcaldía de Caroní podrían quedar sin empleo tras la implementación del decreto 045/2017 publicado el 14 de septiembre en la Gaceta número 491/2017, el cual  establece la creación de una comisión para la reestructuración y reorganización institucional en materia de personal de la alcaldía y todas sus dependencias administrativas y operativas no descentralizadas funcionalmente”, reveló la concejal de Acción Democrática, Aida González.

Destacó que el decreto afecta a más de 4.000 trabajadores que hacen vida  tanto en el Palacio Municipal como en las diferentes instituciones descentralizadas pertenecientes al Poder Ejecutivo Municipal, ya poner a la orden todos puestos de trabajo de los funcionarios públicos, afectando el decreto de  inamovilidad laboral decretado por el presidente de la República, Nicolás Maduro.

“Estamos frente una razzia que no solo busca perseguir a los trabajadores que no son afectos al oficialismo, sino todos aquellos contratados y con edades superiores a los 50 años, quienes quedarán excluidos de sus puestos de trabajos bajo la excusa de emergencia económica”, manifestó la concejal.

Nepotismo municipal

González reveló que el decreto excluye  a los representantes sindicales  en la conformación de la junta reestructuradora, con lo cual los trabajadores quedan desvalidos ante las pretensiones del patrono, que solo buscan despedir a como de lugar a miles de padres y madres de familia, con el fin de incorporar a sus amistades y familiares.

“Para nadie es un secreto  que  el alcalde Tito Oviedo ha colocado en cargos gerenciales y puestos de confianza a sus familiares y amigos, violentando la  ley del ejercicio de la administración pública e impidiendo el progreso de los profesionales de carrera, elementos que se pretenden afianzar con la  nueva reestructuración”.

A espaldas del pueblo

González criticó que mientras Tito Oviedo decreta el estado de emergencia para honrar los compromisos contractuales de los trabajadores, despilfarró más de 250 mil dólares en el Festival Suena Guayana y otra importante cantidad de recursos en la celebración de los carnavales de Caroní.