Tony Geara rechazó violencia en el hospital Vargas

Insistió en que es “grave” que esa sea una de las realidades de Venezuela; país en que en su mayoría, las instituciones están secuestradas

0
425

Tras la declaratoria de “abandono del cargo” del Presidente de la República el pasado lunes 9 de enero y la convocatoria a elecciones generales en el país, la Asamblea Nacional informó que el martes sesionaría a las afueras del hospital de Vargas, lo que impulsó un foco violento por parte de presuntos simpatizantes oficialistas. Esto generó el rechazo de diputado y el pronunciamiento del representante del estado Bolívar por la colisión unitaria, Tony Geara.

Para Geara el arma de quienes no tienen la razón es la violencia, por ello el martes el hospital Vargas se convirtió en blanco de robos y saqueos atizaron la precaria situación que se vive en el nosocomio por falta de insumos, medicinas y mantenimiento en la infraestructura. “Poco les importa el daño que le hacen al pueblo”, arguyó el parlamentario.

La incapacidad de Maduro para ser Jefe de Estado fue el argumentado por Geara para el manifiesto del parlamento sobre la figura presidencial y la AN estaría en total capacidad de hacer esta declaratoria y convocar elecciones generales porque está dentro de sus capacidades y además –desde su perspectiva- es la única institución independiente en el país, elegida en sufragio por los venezolanos.

Insistió en que es “grave” que esa sea una de las realidades de Venezuela; país en que en su mayoría, las instituciones están secuestradas.

Convocatoria a elecciones

La aplicación del artículo 233 de la Constitución sería el paso a seguir luego de la declaratoria de abandono del cargo, que implica elecciones presidenciales. “Lamentablemente para ejecutar ese paso necesitamos de las instituciones que actualmente están subyugadas y por eso no hacen cumplir con la Carta Magna”.

Sin embargo, Geara implicó que a pesar de esta ausencia de independencia de poderes, el soberano debe imponerse y hacer cumplir las leyes. “Todo pasa por la presión del pueblo”.