Trabajador de Alcasa se malogró para exigir pago de beneficios

0
346

El incidente ocurrió en la entrada del edificio administrativo, donde donde el hombre clavó sus brazos y manos como forma de protesta

Este viernes, un trabajador de Aluminios de Caroní S.A. (Alcasa) tomó la abrupta decisión de enterrarse unos clavos de acero en los brazos y manos como medida de presión para que le pagaran sus prestaciones sociales vencidas desde el 2002, el bono de alimentación y los recursos económicos de su caja de ahorros.

En representación de la clase activa y jubilada, el empleado que permanece recluido en un centro de salud, aseguró estar cansando por la ola de abusos cometidos que han afectado a todos por igual.

Por esta razón, representantes del Sindicato de Trabajadores de Alcasa (Sintralcasa), se pronunciaron en contra de este tipo de acciones que atentan contra la integridad física de una persona por exigir la entrega de sus beneficios estipulados en la Ley Orgánica del Trabajo, los Trabajadores y Trabajadoras (LOTTT).

“No es posible que un trabajador atente contra su vida. Desde el sindicato nos hemos mantenido firmes en la lucha de sus reivindicaciones”, dijo Dennys Sucre, delegado del Comité de Higiene y Seguridad Laboral, asegurando que el problema inició cuando el lesionado se trasladó hasta la vicepresidencia en búsqueda de respuestas.

Alcasa no da más

El sindicalista aprovechó la oportunidad para denunciar el estado paupérrimo en el que se encuentra la principal empresa productora del aluminio, afirmando que se encuentra “quebrada”.
“De 396 celdas, solo funcionan 53. Desde el mes pasado, a la mayoría de los trabajadores se le deben otros beneficios como las guardias nocturnas, horas extras, entre otros emolumentos”.

Por esta razón, exhortó al Ejecutivo nacional y al ministro para las Industrias Básicas, Socialistas y Estratégicas, Juan Arias, a “colocarse las pilas” e invertir en Alcasa con el objetivo de activar la producción porque teme que dentro de poco “las empresas aliadas que les mantienen la nómina” no puedan cubrir sus gastos.

“Tenemos previsto esperar una semana para que bajen los recursos desde el Ejecutivo. De no llegar, tomaremos acciones porque nos estamos cansando”.

Pago efectivo

El atentado que hizo el trabajador contra su vida hizo efecto. Dennys Sucre informó que el titular de Alcasa, Reinaldo Salas, aprobó los recursos económicos para desembolsarlos en su favor.

“Apenas el sindicato se enteró que atentaba contra su vida, el equipo de Seguridad Patrimonial de Alcasa le brindó los primeros auxilios. Actualmente su estado de salud es estable y goza del beneficio”.